web analytics

«Son monstruos»: la carta del padre de Yaiza, asesinada por su madre, a la madre de Anna y Olivia

«El machismo utiliza a los más inocentes».

«Ojalá no le vuelva a pasar nunca a nadie. Que ninguna otra niña sufra a manos de su padre o de su madre. Y que ninguna otra víctima caiga en el olvido». Es un extracto de la carta del padre de Yaiza, la niña asesinada por su madre en Sant Joan Desp, Barcelona, el pasado 31 de mayo. La ha hecho pública como apoyo a Beatriz, la madre de Anna y Olivia.

En ella expresa «todo su apoyo y solidaridad» a Beatriz, mientras denuncia que su exmujer «también es un monstruo». El padre de la menor, Sergio, envió una carta abierta a los medios de comunicación, después de que la semana pasada su exmujer ingresara en prisión provisional por orden del juez. Está acusada de matar a su hija, después de lo que intentó suicidarse.

En la misiva, el padre de Yaiza reprochó a su expareja que no tuviera «ningún respeto» por la vida de su hija y que la matara con el «único objetivo» de hacerle «daño» a él. «No le importó que solo tuviera cuatro años y toda la vida por delante», lamentó. «Ella también es un monstruo. Todos lo son. Ahora me pregunto cómo no pude verlo», añade la carta, en la que Sergio afirma huir de lecturas políticas de ningún tipo. Si alguien quiere utilizar a los niños para hacerlas tendrá todo mi desprecio».

En cambio, señala que «hubiera preferido también que el resto de instituciones hubieran condenado unánimemente el crimen. Muchas optaron por no hacerlo. No es mi intención reprocharle nada a nadie porque supongo que no sentían que fuera necesario. Sí quiero hacer una reflexión pública sobre ello», dijo. «Me gustaría que se recordara que la víctima es ella. Se llamaba Yaiza y tenía 4 años. Que se olviden de mi. Incluso que se olviden del monstruo, que espero que pase cuentas con la justicia. Que piensen en ella, en Yaiza», reflexionó.

En referencia al caso de la niñas de Tenerife Anna y Olivia, el padre de Yaiza dijo que la infancia «debería ser sagrada», aunque «el machismo no lo entiende e incluso utiliza a las personas más inocentes que existen para hacer daño a las madres». «Es una lacra que debemos seguir combatiendo como sociedad. Sin relajarnos. Hasta conseguir erradicarlo», reivindicó. También asegura entender el «terrible dolor» que debe sentir la madre de las niñas de Tenerife, puesto que él también perdió a su hija.

El padre de Yaiza subrayó que en los últimos días se ha sentido arropado por su familia, amigos y vecinos, que hoy recordarán a la niña con un minuto de silencio convocado por el Ayuntamiento Sant Joan Despí.

La asesina, en prisión provisional.

El juez acordó el pasado viernes la prisión provisional, comunicada y sin fianza para la mujer. La acusada ha declarado por videoconferencia desde el hospital, donde permanecía ingresada bajo custodia policial después de matar a la niña e intentar suicidarse el pasado 31 de mayo.

Según fuentes del entorno de la familia, la madre reconoció haber suministrado un tranquilizante a su hija cuando iba a dormir. Por la mañana, le puso una bolsa de plástico en la cabeza hasta que ya no podía respirar.

En su declaración judicial, la acusada admitió que mató a la niña para causar daño al padre, con quien tenía la custodia compartida de la menor después de romper su relación hace dos años y medio. Según las mismas fuentes, la mujer explicó que alguna vez intentó convencer sin éxito a su ex para recuperar la relación, la última de ellas el viernes, antes del crimen.