web analytics

El durísimo mensaje de Ana Obregón a la madre de las niñas de Tenerife: «Solo pido que..»

«No hay consuelo, cuando una madre pierde un hijo nos entierran en vida».

El barco Ángeles Álvariño estuvo parado en el barranco en el que días antes encontró la botella de buceo de Tomás Gimeno con el edredón atado por un extremo. El robot buscó sin tregua, palmo a palmo, porque la Guardia Civil estaba convencida de que Tomás asesinó a sus pequeñas. Luego embarcó los cuerpos y los lastró en el mar con el ancla y la cadena de la barca.

Es exactamente así como han hallado los dos bultos, atados al ancla, aunque uno estaba vacío. En el otro encontraron el cuerpo de Olivia, a 1.000 metros de profundidad. Los lastró, creen, entre las 21:30 y las 23:15 horas, ya que cuando volvió al puerto ya no llevaba los petates que había cargado.

La búsqueda continúa en la misma zona en la que aparecieron los petates sin tregua porque todavía no se ha encontrado el cuerpo de la pequeña Anna, de un año. La benemérita está convencida de que cerca estará el de Tomás.

Sin duda, todo el país está de luto después de confirmarse los peores augurios sobre un caso que ha mantenido al país en vilo durante casi dos meses. Los mensajes de condolencias hacia la madre de las pequeñas no se han hecho esperar, pero las condolencias que verdaderamente nos han roto el corazón son aquellas enviadas por padres y madres que entienden a la perfección el dolor que siente ahora mismo Beatriz Zimmermann.

Entre ellos encontramos a personas que han perdido a sus hijos. Es el caso de la mismísima Ana Obregón, por ejemplo, que ha publicado una carta a Beatriz que ha sido muy aplaudida por sus seguidores, y que ha impresionado por su dureza.

Desea que encuentren vivo a Tomás Gimeno para «lapidarle entre todos»: «Yo tiraría la primera piedra».

En la carta, Ana Obregón se ha referido a Tomás, deseando que esté vivo para “lapidarle entre todos”. “Yo tiraría la primera piedra”, dijo la celebridad, mostrando su más absoluta repulsa a su atroz venganza machista.

En la publicación de Instagram, Ana Obregón, que perdió a su hijo Álex Lequio por culpa del cáncer el 13 de mayo del pasado año cuando tenía 27 años, señala:

“Querida Beatriz,

He seguido tu historia de esperanza y valentía desde el principio de esta tragedia. Solamente pido que ese cabrón, –sí cabrón y asesino–, este vivo. (A los mierdas hay que llamarles por su nombre). Y si la justicia fuera justa, cuando le cojan que no entre en la cárcel unos años como hacen con todos los asesinos de sus hijos, sino que deberíamos lapidarle entre todos y yo tiraría la primera piedra.

Y a ti, querida Beatriz, poco puedo decirte, porque no hay consuelo. Cuando una madre pierde un hijo nos entierran en vida. No voy a pedirte que seas fuerte, ni que pienses que está en el cielo, ni todas esas cosas que nos dicen con cariño pero que no nos ayudan en nada. Solamente puedo mandarte todo mi amor y decirte que no estás sola. Toda España está contigo y somos muchas las madres que han perdido a su hijo y que lloramos contigo”.

Junto a su publicación, la actriz comparte una imagen de las dos pequeñas.