web analytics

30 personas revelan sorprendentes secretos de cocina que juraron llevarse a la tumba

¿Por qué nadie puede superar la paella de tu madre y su sabor es inconfundible e imposible de igualar?… Cuando una receta lleva eso que la cocinera o cocinero llama «amor», el cual añade a la comida, es que, en realidad, no quiere revelar el secreto de cocina que tan en secreto quiere guardar y que hacen inigualables sus platos más especiales.

Hoy hemos traído una selección con los secretos de cocina revelados más sorprendentes, que quienes los guardaron y prometieron nunca decirlos, los acabaron confesando en un momento de debilidad. Sacad boli y papel porque esto promete…

1.

2.

Siempre que horneo algo con chocolate, como los brownies, añado un poco de café. Marca toda la diferencia.

3.

Nunca le diría a nadie la cantidad de ajo fresco que pongo en todo… El ajo es realmente un crack y no puedo tener suficiente. Tampoco le digo a la gente cuando uso yogur griego en lugar de crema agria o mayonesa en algunas cosas.

4.

Dorar siempre la mantequilla. Nadie se toma el tiempo de dorar la mantequilla y merece la pena.

5.

Utilizo polvo de pudín de vainilla en todas mis galletas. Las mantiene súper suaves durante días y les da casi un interior de pastel. Shhhh…

6.

Yo añado puré de anchoas o pasta de anchoas a mis aderezos para ensaladas, salsas para pasta y salsas. Nadie puede identificar el sabor y a todo el mundo le encanta.

7.

Cuando hago macarrones con queso caseros, los condimento con un ingrediente secreto: mostaza en polvo.

8.

Utilizo un poco de extracto de almendra en todos mis productos horneados (especialmente en las tostadas francesas) y un poco de polvo de café expreso en cualquier cosa de chocolate.

9.

Yo uso mucho el pimentón ahumado y la gente pierde la cabeza por mi forma de cocinar.

10.

Algo que no suelo compartir… Hago hamburguesas muy buenas, pero mi secreto es que no les hago mucho. Utilizo una carne picada de buena calidad con un 20% de grasa y mantengo la carne muy fría y la manipulo lo menos posible y no la salo salvo por fuera justo antes de cocinarla, y hago una hendidura en el centro para evitar que la hamburguesa se hinche. Hamburguesas perfectas y jugosas siempre, con muy poco trabajo.

11.

Yo añado sal al chocolate caliente. Todo el mundo dice que mi chocolate caliente es el mejor, pero yo sólo uso el envasado con leche y una pizca de sal.

12.

Mi salsa de tomate casera:

Una lata grande de tomates enteros, una cebolla dulce grande cortada en cuartos, un jalapeño con semillas cortado, cilantro y jugo de limón, todo triturado unos 30 segundos, agregando una pizca de sal al final.

Todo el mundo piensa que es muy bueno, que lo es, pero sigo diciéndoles que es muy fácil de preparar, pero no creen que lo sea.

13.

Se lo digo a todo el mundo, pero: ácido cítrico en la masa de pan. Hacerla un poco ácida hace que la levadura se vuelva loca y que incluso los panes «pesados» suban más de lo esperado. Supongo que podrías usar zumo de limón o vinagre, pero el ácido cítrico (en gránulos) es fácil de encontrar (sección india de los supermercados, o tienda «gourmet»), y estará felizmente en tu despensa para siempre.

14.

Mitad crema agria, mitad yogur griego para el tzatziki – mucho más rico.

15.

El azúcar moreno es el azúcar premium.

16.

Nunca he sido de las que tienen un secreto como éste, pero si la gente supiera la cantidad de canela que utilizo podrían tener sus dudas. La añado a muchos platos para añadir un poco de sabor de tierra y profundidad, pero no en cantidades en las que realmente se pueda saborear la canela.

17.

Deja de usar almidón de maíz o harina para espesar el guiso. Coge una bolsa de puré de patatas instantáneo. Añádelo, remuévelo y dame las gracias después.

18.

Yo añado el líquido de los pepinillos a la ensalada de atún o de pollo. Le da la cantidad justa de acidez.

19.

Trabajé en un restaurante y nos hicieron usar un poco de salsa de soja en la ensalada de atún. Desde entonces la hago así.

20.

Si hiervo las alubias secas para rehidratarlas y cocerlas, les echo un hueso de tuétano al principio. Las alubias absorben la grasa y tienen una textura lujosa y cremosa.

21.

Yo añado una pizca de azúcar con canela a cualquier plato de carne roja o salsa de tomate.

22.

Yo compro anacardos y los machaco, los utilizo en polvo como parte de mi harina cuando hago galletas. La gente siempre se vuelve loca por ellos.

23.

Preparo mi ensaladilla para la mayoría de las reuniones familiares y hay algunos secretos:

A menudo se discute sobre las cebollas en la ensaladilla, pero yo utilizo un cuarto de cebolla picada hasta que es básicamente agua (o rallada, supongo) y nadie se da cuenta. Eso, junto con la guarnición de cebollino, hace que sea deliciosa incluso para las personas que odian la cebolla.

Utiliza trozos enormes de patata y cocínalos en exceso, para que al mezclarlos se desintegren un poco en la mayonesa y demás, y te queden trozos de tamaño regular. Lleva algún tiempo encontrar la cantidad perfecta de sobrecocción, pero se aprende rápido.

Dos ventajas: las patatas parecen absorber más salsa (así que asegúrate de refrigerarla y añadir más al día siguiente) y la salsa sabe más integrada. Además, ahora los trozos son de tamaño normal y tienen una forma más natural.

24.

Prueba a poner una cantidad decente de mantequilla en la salsa de tomate. Sabrá el doble de bien y nadie podrá adivinar el secreto.

25.

Utiliza mayonesa en lugar de mantequilla en el exterior de los sándwiches a la plancha, y luego me dices.