web analytics

«Han ido a cargárselo» Javier Ruiz se despide de Pablo Iglesias con un análisis que está levantando ampollas

La salida de la política de Pablo Iglesias en una de las noticias de más calado de los últimos tiempos y eso que estamos demasiado acostumbrados a grandes bombazos informativos. Tras las elecciones en las que arrasó Isabel Díaz Ayuso, la trayectoria del líder de Unidas Podemos parece haber llegado a su fin.

Muchas son las causas que han llevado a esta decisión, para el periodista de El Confidencial José María Olmo el “momentum” de Podemos fue en 2016, “cuando estuvo a punto de dar el sorpasso al PSOE” y que ahora “es un partido marginal” aunque “sale mucho en los medios”, aseguraba en el plató del programa de Ana Rosa.

Pero otro de los análisis que más ha dado que hablar sobre asunto ha sido el de Javier Ruiz, periodista de la Cadena SER, que profundizaba mucho más sobre la formación morada y la trayectoria de Iglesias. Su comentario se ha convertido en el tema del momento en Twitter:

Leer:  La foto de Rocío Carrasco en plena noche que demuestra que ha ganado el primer asalto

“Claro que ocupa mucho espacio en los medios de comunicación, tanto que eso probablemente explica parte de lo que está ocurriendo en Podemos. Ha habido tales pasadas de algunos medios de comunicación con Podemos que yo creo que hemos traspasado límites éticos intolerables. Se ha publicado la ecografía de sus hijos, se ha entrado a hacer reportajes de una casa… En fin, se han violado cosas que yo no doy crédito todavía. Claro que ha habido mucha ocupación mediática, para destruir la formación. Y es indudable decir esto. Y lo dice alguien que discrepa prácticamente en todo con Pablo Iglesias, yo no estoy prácticamente de acuerdo en nada. Pero creo que ese aliento mediático que decías tú antes ha estado, para cargárselo. Y a mí me preocupa una cosa: si acosando a una persona un año a la puerta de su casa, si persiguiéndole donde va de vacaciones, si mandándole balas, si todas estas cosas consiguen echar a un político, cuidado. Cuidado, porque este es el que no te gusta y no pasa nada. Pero cuando le pase al que te gusta… cuidado, cuidado con lo que estamos hablando, ¿eh?”.