web analytics

Los restos de sangre encontrados en el barco son del padre de las niñas desparecidas

Nuevos datos complican la investigación sobre la desaparición de las dos menores en Tenerife. La policía continúa encajando las piezas de un puzzle que cada vez parece más retorcido según aparecen nuevos detalles.

Según nuevas informaciones que han trascendido de la investigación las muestras de sangre enviadas al Laboratorio de Criminalística no pertenecen a ninguna de las dos niñas desparecidas en Tenerife. De esta manera, el ADN de la sangre encontrada en el barco del padre, precisamente, pertenece a él.

Estos nuevos datos mantienen la esperanza de que las dos menores estén vivas. Su búsqueda continuará hoy por tierra, mar y aire centrándose en los registros de la casa de Tomás Gimeno y los últimos movimientos de su móvil.

Leer:  "Empieza a dudar de sí mismo y ha pedido perdón a sus hijos" Antonio David comienza su arrepentimiento y le acusan de "estrategia para dar pena"

*Actualización.

Según confirma La Vanguardia los restos de sangre hallados por la Guardia Civil en la embarcación del padre de Anna y Olivia, desaparecidas desde el pasado martes, pertenecen fimalmente a su progenitor, también desaparecido, Tomás Gimeno. Se baraja la posibilidad de que una o varias personas ayudaran a Tomás Gimeno a llevar adelante un plan preconcebido