web analytics

Rufino, el español marcado por la tragedia que ha ganado 5,4 millones en la Primitiva

Los números 19, 21, 24, 42 y 44 más el 2 como reintegro han hecho millonario a Rufino, vecino de Valuengo una pequeña pedanía extremeña de Jerez de los Caballeros, como único acertante del sorteo de «El Gordo de la Primitiva» premiado con 5,4 millones de euros. Claro ejemplo de que hay veces que un golpe de suerte te puede cambiar la vida.

Rufino se ha enterado que era millonario mientras estaba tomando un café. El pasado lunes 19 de abril tenía pensado ir a trabajar al campo, como hace cada día, pero antes de ir a trabajar fue al bar Río Ardila, único local de hostelería de Valuengo, y mientras esperaba que le trajeran su desayuno, algunos de sus vecinos le dijeron que el Gordo de la Primitiva había caído en su misma localidad. «Lo comprobé con el muchacho del bar», confesaba a la prensa emocionado, asegurando que «ha sido un día muy intenso» y que todavía no era consciente de que es millonario. «Es que no me lo creo», repetía una y otra vez ante los medios presentes.

El abrumado nuevo ganador del suculento premio de la Primitiva, soltero de 47 años, lo celebró abriendo una botella de cava junto a algunos amigos y vecinos que han querido acompañarle en este momento tan feliz para él, el cual no ha tenido, precisamente, una vida nada fácil. Después de trabajar durante 17 años en Siderúrgica Balboa tuvo que abandonar la empresa debido a un accidente laboral, una explosión de una máquina, que provocó que perdiera tres dedos de la mano. «Fue una desgracia», afirmaba con resignación, aunque también confesaba que «ahora estoy en el campo, haciendo lo que me gusta».

«He tenido varios problemas, ha sido duro. Murió mi hermana y mi madre», contaba compungido tras asegurar que todavía no sabe qué va a hacer con tanto dinero. «El único hobby que tengo es el campo», murmura. Y concluye la conversación confesando «voy bastante al médico. Voy cada cierto tiempo a Sevilla. Me operaron varias veces y esto es un alegrón» y que «no se lo cree» pese a que se ha pasado todo el día atendiendo a periodistas y recibiendo  felicitaciones.

Tras el pago del 20% estipulado a Hacienda del premio, a Rufino le quedará aún un buen pellizco de los 5.449.785,55 euros que le han tocado. Suficientes para vivir con holgura y alegría, algo que últimamente faltaba en su vida.