web analytics

Bárbara Rey revive y compara, con el caso Rocío Carrasco, el calvario que vivió con Angel Cristo

Bárbara Rey se encuentra a punto de retomar su carrera televisiva con su próxima participación en la nueva temporada del programa El desafío, en Antena 3. Y es la última famosa que ha querido opinar, de forma tan directa como siempre, sobre la polémica entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores.

Ante el desgarrador testimonio de Rocío Carrasco en su miniserie, ha recordado el calvario que ella misma vivió con Ángel Cristo, lamentándose que, al contrario que la hija de Rocío Jurado, a ella nadie le hizo caso cuando contó los malos tratos que sufrió con su marido.

 

“Yo defiendo siempre el maltrato, venga de donde venga y hay cosas que uno escucha y te recuerdan, hay cosas que son parecidas, pero cada una tiene sus vivencias y su vida. Hay algunas cosillas que sí, porque creo que las personas que lo sufrimos, no sé si será verdad, pero hay determinadas cosas que marcan unas pautas que son siempre muy parecidas o iguales. En ese sentido sí, en otras cosas por supuesto que no. Yo por mis hijos habría ido al fin del mundo, pasara lo que pasara, pero en otro sentido sí, cualquier persona si, supuestamente, ha recibido ese maltrato, la apoyo totalmente”, comentó Barbara al medio Chance.

“Nunca he recibido apoyo de nadie, nunca. Aparte de no recibir apoyo nunca no lo recibí ni si quiera por parte de la justicia, la jueza no quiso saber nada, ni si quiera tomó declaración a los testigos. Yo tengo muchos testigos, pero testigos presenciales, no que les ha contado o les han dicho, los primeros mis hijos. Bueno, son cosas de la vida además a mí me tocó una jueza. Luego quedó clarísimo porque él lo reconoció públicamente en ‘Donde estás corazón’, ahí no hay vuelta de hoja. Siempre había muchas dudas, parecía que yo no era el prototipo”, continuó contando la actríz.

“Nos ha pasado a muchas mujeres, en lo que no se dan cuenta las personas que desconocen esto es que normalmente las mujeres maltratadas, aunque tengamos un aspecto físico determinado y parece que nos comemos el mundo, el maltratador te acosa de una forma y te hace perder la autoestima de tal manera que sientes que no vales para nada”, prosiguió a Chance. “En mi caso era muy grave, había dejado toda mi profesión y me había metido en un mundo que no me pertenecía, que no era el mío. Había tratado de adaptarme lo mejor posible y sinceramente lo conseguí, pero claro, no tenía nadie en mi entorno, era otro mundo ahí me sentí siempre muy desprotegida. Lo pasé muy mal, sufrí mucho”, explicó.

«En mi familia siempre hemos estado muy unidos, yo nunca corté el cordón con mis padres y mis hermanos, con mis hermanos sigo igual y con mis hijos exactamente igual, no seguí con mi marido porque el matrimonio salió mal y estas cosas ocurren», concluyó en declaraciones a dicho medio.