web analytics

Antonio David acusó a Rocío Carrasco de ser la causante de las «deficiencias» de su hijo

Antonio David ha iniciado una nueva reclamación judicial contra Rocío Carrasco. La demanda estaría justificada porque su expareja no habría abonado la pensión alimenticia a su hijo dependiente. Todos los detalles los ha dado ‘El programa de Ana Rosa’. ‘El periódico’ ya publicó esta información antes del terremoto por el documental.

Antonio David ha reclamado a Rocío Carrasco 7.000 euros por no haber abonado los 200 euros mensuales desde hace tres años, lo cual podría incurrir en un delito penado con un año de cárcel. El hijo menor de la pareja vive con su padre desde hace cinco años, la sentencia acordaba un pago mensual de 200€ al mes por ser una persona dependiente, pero al parecer Rocío Carrasco no la ha abonado desde hace tres años: «La querellada ha mostrado apatía, desidia, negligencia y abulia respecto a sus obligaciones como madre», alega la petición.

Antonio David ya demandó a Rocío en 2003 por desatender a sus hijos desde el embarazo: La colaboradora Sandra Aladro no daba crédito al leer la querella: «La madre en demasiadas ocasiones no ha procurado a sus hijos la atención y cuidados que estos precisan empezando en esta actitud incluso antes de nacidos» culpando de forma implícita a su entonces mujer de ser la causante del síndrome que padece su hijo.

El documento aportado por Antonio David decía lo siguiente:

“La madre, en demasiadas ocasiones, no ha procurado a sus hijos la atención y cuidados que estos precisan. Comenzando en esta su actitud incluso antes de nacidos, como sucedió en el caso de su hijo menor, que pese a las reiteradas llamadas de atención y avisos que los médicos y ginecólogos dirigían a la Señora Carrasco Mohedano respecto a su actitud durante el embarazo como por ejemplo el estricto y rígido régimen de alimentación al que se sometió a doña Rocío, que bien pudo ser la causa de las deficiencias con las que el hijo menor nació. Queremos dejar claro que no culpamos a Rocío de las deficiencias de su hijo, pero sí pretendemos hacer conocedor al Juzgador de la actitud de la madre para con sus hijos, manteniendo siempre una actitud egoísta y cuyo fin siempre ha sido satisfacer sus deseos y nunca tener en cuenta qué era lo mejor para los niños en cada momento”.

Aunque lo cierto es que tras la ruptura del matrimonio en 2001 los hijos vivieron con la madre y Antonio David no apoyó económicamente a la familia, ya que nunca pasó la pensión alimenticia. El proceso quedó pendiente de la apertura de un juicio oral por presuntos delitos de insolvencia punible y estafa procesal. Los letrados exigen a Antonio David que pague a Rocío Carrasco una fianza de 60.000 euros en compensación al dinero que la debería por la manutención durante esos años.