web analytics

20 personas cuyos zapatos tienen una historia única que contar

Muchas veces los objetos nos traen a la memoria recuerdos de divertidas o curiosas anécdotas. No importa que sea un vestido despampanante, o el calzado más anodino: cualquier cosa puede recordarnos situaciones especiales que le dan a las prendas otro significado.

Atento a esta recopilación de historias de internautas para los que un zapato es mucho más que un zapato. ¡No tiene desperdicio!

“Le enseñé estos tenis a mi mamá y me dijo: «Creo que el abuelo usaba de esos». Me encantan mis zapatos de abuelo”

“Mi amiga ama dos cosas: los zapatos con plataforma y los dados. Llegó a mi casa luciendo estos hermosos zapatos, estaba muy emocionada por ellos”

“Encontré estos hermosos zapatos que originalmente costaban 100 USD por 14,99 USD, completamente nuevos”

“Mi perro no muerde a las personas, solo a sus zapatos”

“Hoy mi pequeña cumple 4 años. La dejé elegir un par de tenis y después compré unos que combinan”

“¡El sueño de zapatos ha sido logrado en mi segunda infancia! 30 años después, por fin los compré. Mi yo de 7 años está extasiado”

“¿Un hoyo en tu bota? No hay problema”

“Encontré un par de Vans Galaxia en una tienda de segunda mano hace unos años y estaba muy triste cuando se desgastaron. Hace dos días, encontré los mismos zapatos en otra tienda de usados. ¡Estoy tan feliz!”

“Creo que me gané la lotería de los zapatos de diseñador esta mañana”

“Mi hija mostrándome las zapatillas que empacó para mí”

“Encontremos todos nuestro zapato favorito y a soñar”

“Un señor mayor me dijo que era un niño mimado por patinar en el parque con tenis para patinar”

“¡Mi esposo y yo encontramos dos pares de zapatos que combinan por 7,50 USD! He estado buscando zapatos así durante seis años”

“Después de 11 años en un trabajo del mismo nivel de ingresos, lo cual en mi área es un sueldo de pobreza, finalmente conseguí un ascenso. 13 000 USD más al año. No puedo esperar para tirar estas cosas a la basura y comprar un buen par de zapatos”

“Tengo un gusto particular por los zapatos raros. Estos fueron míos por 9 USD”

“Momentos después de llegar a la oficina, mis zapatos decidieron tomarse el día libre”

“Los zapatos familiares”

“Le dije a Hanna que viniera por su comida y Hanna llegó comiéndose el zapato del bebé”

“Estos zapatos no son míos, mi perro se las arregló para escaparse y me trajo esta colección a casa. Ahora tengo que intentar devolvérselos a mis vecinos. Si no me río, lloraré”

“Hoy llegaron mis botas para patinar en la nieve y no son iguales”

Y tú, ¿también tienes un par de zapatos con una historia divertida detrás?