web analytics

«Soy Rocío y quería mandaros el mensaje», Rocío Carrasco habla tras los 4 capítulos de su documental

Después de dos décadas de silencio, la ex de Antonio David Flores está viviendo su semana más intensa.

Ya ha transcurrido más de una semana desde el estreno de la serie documental Rocío: contar la verdad para seguir viva, sobre la vida de Rocío Carrasco. Nos quedamos cortos si decimos que han supuesto todo un terremoto en el mundo de la prensa rosa. De hecho, la polémica ha saltado de ese ámbito a convertirse incluso en un asunto tratado por políticos de diversa índole.

En el episodio de este último fin de semana la hija de Rocío Jurado ha continuado ofreciendo su versión de los hechos que han supuesto un antes y un después en su vida, sorprendiendo a los telespectadores. Una vez más, en el plató del programa presentado por Carlota Corredera, todos se han quedado con ganas de más.

Y es que la expectación ante las declaraciones de la hija de «la más grande» no puede ser mayor. En esta ocasión, Rocío Carrasco ha seguido hablando sobre su expareja y padre de sus hijos, Antonio David Flores. Según sus declaraciones, los años que pasó a él fueron un verdadero infierno. Según su relato, además ha sufrido mucho por sus hijos en común, Rocío y David Flores.

Pero antes de la emisión de los nuevos episodios, se escucharon las primeras palabras de Rociito después de esta semana tan intensa. La protagonista de esta serie documental rompió su silencio enviando un mensaje al programa.

«Soy Rocío y quería mandaros este mensaje para deciros que estoy bien, que estoy aquí en mi casa con los míos, que estoy un pelín desbordada con todo lo que ha acontecido durante esta semana, pero al mismo tiempo tranquila y serena», dijo la hija de «la más grande».

«Quería agradecer a todo el mundo que se ha interesado por lo que cuento, a las personas que me han creído, a aquellas mujeres que se hayan sentido identificadas o reflejadas en mi relato. Quería agradecéroslo a todos. Tengo fuerza, estoy fuerte para seguir contando mi historia. Esa fuerza también es gracias a vuestro apoyo», añadió.

Un verdadero infierno.

Después de escuchar el mensaje de audio, las palabras de Rocío Carrasco se centraron en la última etapa de su vida junto a Antonio David Flores. La hija de Pedro Carrasco y Rocío Jurado reveló cómo vivió el embarazo de su segundo hijo, David Flores.

Sin poder contener la emoción, relató momentos de lo más duros para ella, durante un embarazo que en circustancias normales habría sido un periodo de felicidad. «Ya habíamos hablado de tener un segundo bebé, y él estaba encantado. Nos fuimos a Chipiona de vacaciones. Allí salíamos todos los días, y empecé a ver cosas que no me gustaban. Cosas con una determinada chica que estaba como camarera, llamada Sonsoles. Noté demasiada complicidad entre ellos, muchos gestos, toqueteos por la cara y le echaba el brazo por encima. Detalles que no eran normales con una persona que acabas de conocer», explicó Rocío Carrasco.

«Lo hablé con él y su respuesta fue que yo estaba loca y que el embarazo me estaba afectando a la cabeza. Que las hormonas me estaban sentando fatal. Esto hizo que le tuviese terror a la noche», contó.

«Yo le decía de hacer otras cosas y me decía «si no quieres no vengas yo me voy». Ahí tenía dos opciones, quedarme en casa o ir con él. Opté por salir porque delante de mí se cortaría. Cuando salimos me dijo «voy a por una copa» y yo me quedé con mis amigos y mis primos, y vi que tardaba y fue a buscarle. La curiosidad mató al gato y me lo encontré comiéndose la boca con la tía detrás de la barra», añadió.

«Sus salidas eran continuas. Un día me cogió del camisón y me sacó medio cuerpo por fuera de la ventana y la barriga me daba en el borde. En ese momento gire la cabeza como pude y le dije: Intenta que cuando llegue abajo me haya matado», relató.

Después de más de dos décadas en silencio, está claro que Rocío Carrasco ha explotado. Y es que la hija de «la más grande» sabía que algo iba mal en su embarazo y no ha querido guardárselo de por vida:

«Temía por la vida de mi hijo, él me decía que iba a mal parir. Yo sabía que ese embarazo no estaba bien», contó.

El desgarrador testimonio ha vuelto a dejar a todos boquiabiertos tanto fuera como dentro de plató. En cada emisión se descubren más momentos oscuros de una relación que cambió la vida de todos los involucrados.

Y tú, ¿qué opinas?