web analytics

La aparición de un testimonio clave: «Vi a Antonio David pegar un guantazo a Rocío Carrasco»

Podría complicar la situación judicial del colaborador.

A estas alturas nadie duda de que el documental de Rocío Carrasco ha sido un verdadero terremoto. Durante la propia noche de su estreno generó todo tipo de comentarios en las redes sociales, y por supuesto entre los colaboradores de Mediaset que estaban en el plató junto a Jorge Javier Vázquez.

En un principio, después de la emisión del primer capítulo, se hizo el silencio y a todos les costó pronunciarse durante varios largos minutos. Estaban intentando asimilar confesiones tan fuertes como que «Antonio David es una mente diabólica que me ha quitado lo más importante de mi vida».

De hecho, la hija de Rocío Jurado denunció que su ex la amenazó con quitárselos en más de ocasión tras separarse. «Me decía te los voy a quitar, te van a odiar». Podría decirse que, finalmente, cumplió su cruel promesa.

Además, completamente rota, la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco narró públicamente los maltratos psicológicos e incluso físicos de los que supuestamente habría sido víctima durante su matrimonio con el ex guardia civil. Un giro que casi nadie esperaba, aunque siempre había habido voces que reclamaban conocer la versión de ella.

Para muchos espectadores, lo peor de todo es que el ex guardia civil  se ha paseado durante años por numerosos platós de televisión defendiendo su imagen de «padre modelo». Mientras tanto, echaba por tierra la reputación de su ex.

Aparece un nuevo testimonio.

Hasta ahora ha sido la palabra de uno contra la del otro. La opinión pública se posicionó del lado de Rocío Carrasco, y por otro lado Antonio David Flores intenta guardar silencio y sobrevivir con los escasos colaboradores que le apoyan en televisión. Hasta ahora lo único que había eran palabras, pero también se ha sabido de la existencia de algunas pruebas que Rocío no habría aprovechado hasta ahora, y que podrían ayudarle y mucho.

Nos estamos refiriendo a un fotógrafo llamado Antonio, conocido en su terreno profesional como Chori. Este se presentó a Carlota Corredera contando que él era uno de los fotógrafos de cabecera de la cantante y también de su hija Rocío, a la que estuvo siguiendo cuando estuvo viviendo en Argentona.

Gracias a esto, el periodista gráfico pases muchas horas al lado de Antonio David y Rocío. Por este motivo, acabó presenciando situaciones que hoy podríamos definir como reveladoras.

El Chori contó que un día Antonio David y Rocío acudieron al hospital para que ella realizase una rehabilitación por el accidente que sufrió en Mataró. Allí, presenció una escena dantesca que viene a corroborar los episodios de malos tratos que ha relatado la protagonista en las primeras entregas de su documental. El invitado no tuvo problema en narrar algo que presenció aquel día, y que, por lo visto, se le quedó guardado en la retina hasta el día de hoy.

Según su testimonio, vio a Antonio David y Rocío hablando acaloradamente, y la conversación acalorada acabó con el colaborador propinando un guantazo a su novia, dejándola en una situación total de indefensión.

No se entiende su silencio.

Por lo visto, los hechos sucedieron en el año 1995. Por ese motivo, no se entiende que haya estado veintiséis años en absoluto silencio. Sorprende también que no denunciara esto cuando saltó a la luz pública que se llevaba a juicio la relación de ambos. Una causa que, recordemos, se tuvo que paralizar por falta de pruebas.

Muchos expertos consideran que el caso de Carrasco no es aislado, y que muchas mujeres no logran convencer a los jueces por falta de pruebas. Ahora, el testimonio del Chori podría servir para reabrir el caso y hacer que vuelvan a sentarse en los juzgados. Además, con pruebas que pondrían al ex colaborador de Sálvame en una tesitura muy complicada .

También cabe destacar que por ahora solo hemos visto dos de los doce capítulos de la serie, y por lo tanto, todavía faltan muchas cosas por contar que pueden dar nuevos giros a la situación.