web analytics

«Rocío, yo no te creo»: los cuatro famosos han dejado claro que apoyan a Antonio David

Hay quien todavía defiende al ex de Rocío Carrasco.

Decir que el documental de Rocío Carrasco no ha dejado indiferente a nadie, es quedarnos muy cortos. Lo cierto es que ha ocurrido completamente lo contrario: ha sido un verdadero terremoto. Ya durante la propia noche de su estreno generó todo tipo de comentarios en las redes sociales, y por supuesto entre los colaboradores de Mediaset que estaban en el plató junto a Jorge Javier Vázquez.

Para muchos espectadores, lo peor de todo es que, durante años, el ex guardia civil  se ha paseado por numerosos platós de televisión defendiendo su imagen de «padre modelo». Mientras tanto, echaba por tierra la reputación de su ex.

Completamente rota, la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco narró públicamente los maltratos psicológicos e incluso físicos de los que supuestamente habría sido víctima durante su matrimonio con el ex guardia civil. Ha sido un giro que casi nadie esperaba, aunque siempre había habido voces que reclamaban conocer la versión de ella.

Tras haberla escuchado, Rocío Carrasco ha recibido el apoyo de muchísimos rostros conocidos, entre los que se encuentran incluso políticos como Irene Montero, Adriana Lastra o Rocío Monasterio. Un apoyo generalizado al que se sumaron rostros conocidos y amigos de Rociíto mediante el hashtag #Rocíoyositecreo, como Terelu Campos, María Patiño, Isa Pantoja, Toñi Moreno o Pastora Soler.

Pese a todo, Antonio David no está solo. Hay quien no termina de creerse las palabras de Rocío Carrasco, o al menos confía más en la justicia que en la palabra de una de las partes. Aunque sus apoyos son escasos, algunos famosos no han dudado en asegurar que están completamente de su lado.

El primero de ellos fue el periodista Federico Jiménez Losantos, que arremetió contra el «circo» que montó Telecinco.»Parecían los juicios de Moscú, segunda parte, una de las cosas más repugnantes que he visto en mi vida. Era «la manada» en política», dijo. Lo calificó de «basura totalitaria y manipulada».

«Era la manada, la misma historia. «Hermana, yo sí te creo». Pues yo no te creo. Creo que eres como Paquirrín, una malcriada. Era una cosa totalitaria. Todo es muy cursi, muy buenas palabras, pero como te salgas de ahí, te machacan», zanjó.

También Beatriz Cortázar se mostró muy crítica con Rociíto, sobre todo en lo respectivo a sus hijos. «Sigo sin entender lo más importante de todo, la cesión o el olvido o el no querer enfrentarse o luchar por algo tan importante como unos hijos», declaró.

La periodista considera que podría haber luchado más por ellos. «Ha luchado por muchas cosas en la vida, pero en lo más importante no he visto que haya dado de sí. Hubo una relación tóxica en grado superlativo con Antonio David y puedo entender también como alguien puede destrozar a otro psicólogicamente, pero no su papel de madre», dijo Cortázar.

Los últimos apoyos de Antonio David: Macarena Olona y José Manuel Parada.

Entre los últimos que no han dudado en mostrar su apoyo a Antonio David encontramos a Macarena Olona, diputada nacional de VOX, que defendió su derecho a presunta inocencia. «Es una absoluta vergüenza la justicia paralela, porque recordemos que el señor Antonio David ha tenido un proceso judicial donde se ha podido dirimir todos los hechos que ahora la señora Rocío Carrasco está reproduciendo ante los medios de comunicación y que ha concluido con un archivo de las actuaciones penales», dijo.

Además, ha añadido que «espero que el señor Antonio David ejercite todas las acciones legales oportunas para que su honorabilidad no quede entredicho. Es una vergüenza cuando hay niños de por medio».

Mientras tanto, José Manuel Parada, ex marido de Chelo García Cortés, insistió en el mismo tema. «Nos estamos cargando la presunción de inocencia, lo digo por todos los medios de comunicación. Las cosas hay que demostrarlas y parece ser que en los juicios no se han demostrado. La televisión que más la ha llamado «mala madre», ahora está de su parte», reflexionó.

Y tú, ¿qué opinas?