web analytics

Un adolescente se enfrenta a 20 años de cárcel por matar a su padre para ‘salvar’ a su madre de una agresión machista

Un adolescente que mató a puñaladas a su padre para salvar a su madre ha sido acusado formalmente de asesinato. Alex Pompa, de 18 años, admitió haber matado a su padre, de 52 años, apuñalándolo 24 veces mientras intentaba defender a su madre de una agresión machista.

Los investigadores han determinado que el maltrato del padre había estado sucediendo durante años y éste fue asesinado por su hijo en el municipio de Collegno en Turín, Italia, en abril del año pasado. Giuseppe era un hombre obsesivamente celoso que llamaba a su esposa cientos de veces al día para controlarla. La noche del crimen, Alex y su hermano enviaron un mensaje de texto a su tío pidiendo ayuda porque temían violencia hacia su madre.

Esa misma noche, Alex temía que su padre Giuseppe lanzara otro ataque violento contra su esposa, después de alegar que había visto a uno de sus compañeros de trabajo «poner la mano sobre su hombro». El maltratador lanzó el teléfono a la mujer y Alex intervino para proteger a su madre.

El chico, que en ese momento tenía 17 años, cogió un cuchillo de la cocina y asestó varias puñaladas a su padre hasta que murió. Alex llamó posteriormente a la policía y se entregó, admitiendo lo que había hecho. Inicialmente, fue puesto bajo arresto domiciliario en la casa de su familia donde se cometió el crimen, pero los jueces luego determinaron que ese lugar sería demasiado traumático.

La acusación a la que se enfrenta en el Juzgado de lo Penal es de homicidio voluntario con el agravante de haber actuado contra un familiar. La investigación se cerró formalmente con un informe y se entregó a los fiscales, que han presentado cargos. La defensa tiene ahora 20 días para presentar su apelación. Incluso con posibles circunstancias atenuantes, el joven aún corre el riesgo de pasar más de 20 años de prisión.