web analytics

El conductor de ambulancia degolló y se ensañó con el enfermero de Alcalá por celos

El pasado sábado, se conoció el caso de un conductor de ambulancias que asesinó con enseñamiento y planificación a un enfermero del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Se sabe ahora que lo hizo porque creía que este mantenía una relación sentimental con su pareja, según Europa Press tras las primeras hipótesis de la policía.

La víctima, Sergio Luis G., de 41 años, era delegado sindical del Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad (MATS), estaba divorciado y tenía dos hijos con otra trabajadora del hospital. El conductor creía que había iniciado una relación con una compañera de turno, la cual desde hace 4 años era su novia. Otras fuentes aseguran que ya habían cortado y pensaba que la culpa de dicha ruptura había sido el enfermero,  y que era algo que “no podía soportar”.

El atacante es conductor de ambulancias de la empresa Ferrovial que se encarga desde hace una década del traslado de enfermos a este hospital. Pero el sábado no trabajaba, estaba de vacaciones o de baja. No obstante, sobre las 14.15 horas se vistió con su uniforme de trabajo en una sala del hospital y se fue en busca del enfermero, que se encontraba comiendo en la sala de descanso de Urgencias. Espero a que estuviera solo para sacar un cuchillo y degollarle.

Le clavó también el cuchillo en un ojo y le rajó los testículos, además de producirle otras heridas contusas en el abdomen, con posible evisceración. Todo este ensañamiento criminal extremo podría haberse producido debido a los profundos y reiterados celos. Esto se une además al hecho de que era el día del cumpleaños de la víctima.

El detenido se llama Gonzalo, de 39 años, y no contaba con antecedentes policiales ni psiquiátricos, según indicó a Europa Press fuentes policiales. Fue arrestado en el propio hospital cuando otro sanitario entró en el lugar y se encontró con la escena del crimen, avisando inmediatamente de ello a la policía. Se encuentra ya en dependencias policiales a la espera de disposición judicial.