web analytics

Multas astronómicas a los españoles que se nieguen a poner la vacuna del Covid

Las multas por no administrarse la vacuna.

El pasado mes de noviembre se oyó hablar de la controvertida medida por primera vez. Ocurrió cuando el PP gallego presentó una propuesta de ley para modificar la actual. En caso de aprobarse y salir adelante, permitiría convertir en obligatorio en la comunidad administrarse la vacuna contra el coronavirus.

Por aquel entonces, se comentó que muy probablemente la medida sería aprobada en la comunidad de Galicia, ya que los del PP cuentan con mayoría absoluta en la Cámara regional. Ayer martes 23 de febrero, su Parlamento aprobó la reforma que permite sancionar con multas a las personas que se nieguen injustificadamente a vacunarse contra la covid y contra posibles virus futuros.

Lo cierto es que el Ministerio de Sanidad ya aconsejó no hacer la vacunación contra el covid obligatoria. También lo han desaconsejado, en los últimos meses, varios expertos en la materia.

El propio ex ministro de Sanidad, Salvador Illa, habló del tema, asegurando que pese a que era una opción, consideraba que no se trataba de algo que hiciera falta imponer en España. «Creo que la ciudadanía va a reaccionar bien, no creo que haga falta hacer la vacuna obligatoria, es un escenario que no debemos descartar, pero no creo que haga falta, sinceramente», aseguró en aquel momento.

Se trataría de la primera comunidad de España que lo hace. «Negativa injustificada a someterse a medidas preventivas, consistente en la vacunación o inmunización prescrita por las autoridades sanitarias, de acuerdo con establecido en esta ley»: así sería exactamente, según el texto de la ley, el motivo de la sanción al negarse a ponerse la vacuna.

Por tanto, negarse a ponerse la mencionada vacuna consistiría, en la mayoría de los casos, en una infracción leve, algo que acabaría desembocando en una multa de 1.000 a 3.000 euros. Sin embargo, existen casos en los que se podría contemplar que se está cometiendo una infracción grave. En estos casos, las multas podrían llegar a ser de hasta 60.000 euros.

Esto podría ocurrir cuando negarse a ponerse la vacuna contra el covid «pueda suponer un riesgo o un daño grave para la salud de la población, siempre que no constituyan infracción muy grave».

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que todavía no se ha aprobado de forma 100% oficial, y no se han dado más especificaciones sobre el tema. Es decir, por el momento se desconoce en qué casos concretos se consideraría infracción leve y en cuáles sería infracción grave.

Se puede tomar como referencia, por ejemplo, el hecho de que un sanitario no se someta a una cuarentena cuando sus condiciones así lo requieren. Esto está dentro de un apartado de infracción «muy grave», lo que supondría una de las multas más altas de hasta 600.000 euros.

Habrá que ver si finalmente la propuesta de ley sale adelante, aunque todo apunta a que sí. Y en ese caso, saber cuáles serán exactamente las especificaciones de la misma.

Y tú, ¿qué opinas de que salga adelante una ley de estas características? ¿Crees que es positivo, o que hace más mal que bien?