web analytics

Habla un experto: «Si llevas mascarillas y se te empañan las gafas, debes preocuparte»

Asegura que este fenómeno nos está advirtiendo de que debemos protegernos mejor.

Los que llevan gafas lo saben bien: llevarlas puestas añade en esta pandemia una dificultad más, ya que a menudo los cristales se empañan debido a la mascarilla, dificultando la visión. Sin embargo, ese no es el mayor problema con el hecho de que se empañen las gafas.

Foto de Usman Yousaf en Unsplash

 

Un experto ha alertado de que si te ocurre eso deberías preocuparte, ya que significa que no llevas la mascarilla colocada correctamente. De hecho, cada vez son más los especialistas que señalan que lo realmente importante no es qué mascarilla se utiliza, sino que se ajuste perfectamente a la cara para que no pueda pasar el aire por ningún hueco.

John Volckens, profesor de ingeniería mecánica en la Universidad Estatal de Colorado, alertó recientemente en el Wall Street Journal de que si a alguien se le empañan las gafas significa que el aire “se escapa por la parte superior de la mascarilla, por el puente de la nariz”.

De hecho, este mismo experto recomienda que quienes no usen habitualmente gafas se pongan unas de sol antes de salir de casa. De esta manera, podrán comprobar si llevan la mascarilla bien puesta: si se les empañan, deberán ajustarla mejor.

“Otra buena prueba: párate frente a un espejo y exhala con fuerza. ¿Parpadeaste? Si es así, eso significa que el aire golpea tus párpados y se escapa alrededor de la mascarilla”, aconseja.

Por ponerlo en perspectiva, Antonio Blanes, director de los servicios técnicos del Consejo General de farmacéuticos, advirtió hace unos días que una apertura de tan solo un 2% en la mascarilla puede hacer que el 50% del aire producido por el aliento salga de la mascarilla sin filtrar.

“Está claro que aunque el hueco parezca pequeño el aire que sale o que entra no es proporcional a la cantidad de aire que entra o que sale. Si la mascarilla es eficaz al 96% y hay un hueco, es salida libre. La cantidad de partículas que pueden salir y entrar es sin control”, alertó.

Quienes llevan gafas tienen hasta tres veces menos probabilidades de infectarse.

Pero no todo va a ser malo: otro estudio señala que quienes llevan gafas tienen hasta tres veces menos probabilidades de contraer el coronavirus.

La razón la encontramos en que Tocarse la cara, la nariz, la boca y los ojos después de estar en contacto con el virus podría provocar contagio… pero quienes tienen gafas se frotan menos los ojos. Eso, al menos, es lo que afirman investigadores en un estudio que recoge el diario The Telegraph, aunque aún tiene que ser sometido a revisión.