web analytics

20 Cosas que la gente hace en los restaurantes y que los camareros más odian

Dentro del entorno de un restaurante, los camareros tienen que lidiar, de vez en cuando, con una parte de personas impresentables como cualquier trabajador que atiende a sus clientes en persona. Porque de todo hay. Y no es en sí por lo que molestan, sino por sus comportamientos irrespetuosos con la persona que les está atendiendo con toda su buena fe y profesionalidad.

Escuchando a los verdaderos protagonistas en este tema, los camareros, hemos hecho una recopilación con los comportamientos que más los irritan y más maleducados que, en ocasiones, suelen padecer.

1. Chasquear los dedos para llamar al camarero

2. Intentar ayudar a recoger la mesa sin pedirlo

3. Intentar ligar o coquetear con el personal de local

4. Tocar a la persona que te atiende

5. Entrar pocos minutos antes de cerrar

6. No atender a las preguntas del camarero por estar mirando el móvil

7. La gente que se sienta en una mesa sin recoger

8. Pedir comidas que no están en el menú

9. Comportarse como si el restaurante fuera tu propia casa, sin contar que hay más clientes

10. No dejar nunca propina, aunque sea voluntario, ni cuando te han atendido de forma espectacular

11. Una vez servida la comida, estar ocupados haciendo otra cosa y al rato pedir que la calienten porque se ha enfriado

12. No respetar el duro trabajo que tiene una cocina, añadiéndoles tareas innecesarias

13. Ser demasiado exigente y dificultar el trabajo del personal

14.  Clientes que no controlan su tiempo, pidiendo comidas muy laboriosas cuando tienen poco tiempo para comer

15. Comportamiento y formas irrespetuosas con los trabajadores

16. Malgastar el tiempo de los camareros con preguntas absurdas

17. Quejarte de la atención y de que la comida tarda en salir cuando te han avisado antes que el local está lleno

18. No aceptar la mesa que ofrecen al cliente porque se quieren sentar donde les da la gana

19. Sentarse en una mesa vacía sin preguntar a nadie

20. Niños que lloran o hacen trastadas mientras sus padres los ignoran y no se preocupan por ellos