web analytics

Una pareja se casa en el hospital minutos antes de ser intubados por coronavirus

Ha ocurrido en el Hospital Verge de la Cinta de Tortosa, en Tarragona.

En España, el Ministerio de Sanidad notificó ayer martes 29.064 nuevos contagios, y sumó 724 fallecidos al recuento oficial. Es la mayor cifra de muertes notificadas en un día desde abril. Sin embargo, la incidencia acumulada desciende y se sitúa en 846 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En total, de acuerdo con los datos oficiales que facilita Sanidad, 2.851.869 personas se han contagiado y 59.805 han muerto desde el comienzo de la pandemia.

Una pandemia que deja historias verdaderamente estremecedoras. Entre ellas, la que sucedió el pasado viernes en el Hospital Verge de la Cinta de Tortosa, en Tarragona. El lugar fue escenario de una emotiva historia: una pareja de 58 y 54 años, ambos ingresados en el centro por coronavirus, se casaron de urgencia en la UCI minutos antes de ser intubados y sedados.

Según publicó el Diario de Tarragona, la pareja, de Deltebre, Tarragona, ingresó la semana pasada en estado grave en el centro hospitalario de referencia en las Tierras del Ebro. Al ser trasladados a la UCI expresaron su deseo de casarse.

La pareja había iniciado anteriormente los trámites para oficializar la unión, pero aún no habían podido llevarla a cabo. Analizada la gravedad de la situación, el personal del hospital decidió llevar adelante el enlace antes de sedarlos e intubarlos. Hasta el hospital se desplazó un juez, un secretario judicial y un forense para oficializar los trámites, protegidos en todo momento con Equipos de Protección Individual (EPI).

Fueron los médicos del centro de Tarragona quienes hicieron de testigos. Todos los allí presentes, personal sanitario y enfermos de la panta, estallaron en aplausos una vez celebrado el enlace. A continuación, la pareja, que continúa ingresada, fue sedada.

Según ha señalado el medio catalán, no es la primera vez que se celebra una boda en el Hospital Virgen de la Cinta, pero dada la excepcionalidad del caso y la situación delicada de los pacientes, desde el centro «se ha decidido no facilitar más datos a los medios de comunicación de la pareja en cuestión, por motivos éticos y respeto a la intimidad». El alcalde de Deltebre, Lluís Soler, deseó a través del mismo medio que la pareja se recupere y pueda disfrutar de muchos años de felicidad.