web analytics

Demi Moore desfila en París completamente irreconocible tras haberse operado la cara

Fue la protagonista de Ghost, la película más taquillera de 1990.

Por el nombre de Demetria Gene Guynes quizás no te venga nada, pero si te hablamos de Demi Moore seguro que eres capaz de visualizarla al instante. La actriz, nacida en Roswell, Nuevo México, en 1962, es muy conocida por papeles míticos de la década de los 90.

Ella fue la protagonista de Ghost, la película más taquillera de 1990, que le valió una nominación a los Globos de Oro. Posteriormente apareció en películas con grandes resultados en taquilla, como Algunos Hombres Buenos o Una Proposición Indecente.

Moore tomó su nombre profesional de su primer marido, el músico Freddy Moore. Es madre de tres hijas de su segundo matrimonio con Bruce Willis. Posteriormente, se casó con su tercer esposo, el actor Ashton Kutcher en 2005, y se divorció de él en 2011.

La actriz apareció por primera vez en la Alta Costura en un desfile para Kate Moss.

La actriz debutó recientemente como modelo de Fendi, en la primera ocasión que la marca italiana desfiló oficialmente en esta pasarela, un desfile de Alta Costura que ha llenado las portadas de los medios especializados por razones que tienen poco que ver con la moda.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Demi Moore (@demimoore)

Y es que la protagonista de Ghost fue la encargada de abrir de la presentación, en la que también participó la modelo Kate Moss y su hija, Lila Grace Moss. Pero la novedad de ver a la artista sobre una pasarela tan importante no fue la única noticia: Moore dio mucho de qué hablar por los retoques estéticos que se ha hecho en la cara y que han dejado impactados a muchos espectadores.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de EVOKE (@evokedotie)

Los comentarios sobre el gusto de la actriz por la cirugía no son algo nuevo. Sin embargo, ella ha negado por activa y por pasiva haber invertido en procedimientos para verse más joven con el paso de los años. «Es completamente falso. Nunca lo he hecho», dijo en una entrevista hace varios años, cuando el debate surgido en las redes sociales subió de intensidad después de que varios de sus seguidores la acusaran de estar mintiendo.

Eso sí, Moore aclaró que no juzgaría a los que han optado por hacerse retoques estéticos, si se trata de algo que necesitan y consideran que les va a ayudar a sentirse mejor. Sin embargo, ella dijo que no le gustaba «la idea de someterse a una operación para controlar el proceso de envejecimiento. Es una forma de combatir tu propia neurosis».

En este caso, diversas fuentes apuntan a que podría haberse hecho una bichectomía, “una técnica que busca lucir un rostro más angulado, reduciendo los mofletes a través de una liposucción con anestesia local”.

Y tú, ¿qué opinas?