web analytics

Ovación a la respuesta de un restaurante a una clienta que les dejó una crítica falsa en TripAdvisor

«Yo soy la clienta».

Ya se sabe lo que ocurre con servicios como TripAdvisor. Los clientes pueden dejar sus opiniones sobre los establecimientos que visitan. Pero, por supuesto, estos tienen luego derecho a réplica… y puede que revelen cosas que el cliente no quería que se supieran.

El restaurante Niza, situado en Valladolid, se convirtió en una de las últimas sensaciones de Twitter por motivos que, francamente, están más que justificados. Hace unos días, la cuenta del restaurante en redes sociales relató lo que había ocurrido con una cliente que dejó una pésima crítica en TripAdvisor… y el resultado es para llorar… y después reír tras ver cómo se desarrolló la historia.

El domingo, el restaurante explicó la experiencia que tuvieron con una cliente a raíz de intentar cumplir con las normas sanitarias: “Literalmente al decirle que se tiene que poner la mascarilla ha soltado perlas como: «Es de muy mal gusto», «yo soy la clienta»…hemos tenido que amenazar con llamar a la policía”, explicó el restaurante a través de su Twitter.

“A todo esto, la señora, delante de sus hijos, haciéndome burlas y riéndose de mí y de mis compañeros…las mesas que habían alrededor han presenciado en todo momento su carácter desafiante y provocador…Ella «amenazaba» con TripAdvisor….”, relató.

La crítica posterior.

Pues bien, por lo visto, la mujer acabó cumpliendo su amenaza y escribió una mala crítica en TripAdvisor, donde este restaurante es el tercero de toda Valladolid: “Deja mucho que desear. Pizza, creppes, poco más. Decoración infantil. No es lo que parece. No me gusta, la comida sabe a cubitos de carne. No recomendable, poca calidad, mucha tontería con las medidas de seguridad”, dijo.

Pero la clienta estaba, según contaba el restaurante, mintiendo, ya que la realidad era que no había llegado a comer. Por tanto, no podía valorar la calidad de la comida. “En cuanto a la calidad, pésima, caro para ser comida basura”, continuó. Además, como era de esperar, la clienta puntuó con una sola estrella sobre cinco al local.

La defensa del restaurante.

Llegados a este momento, el restaurante dio su respuesta a lo que, según ellos, era una mentira: “Querida Cristina, cuatro horas hace que os hemos echado de nuestro local por incumplir las normas sanitarias. Hemos llamado incluso a la policía por vuestra actitud. Espero que te hayas quedado a gusto….yo al veros salir por la puerta ha sido lo mejor del día. Gonzalo Soriano”, escribió el responsable del restaurante en un tuit.

La publicación se ha convertido en todo un viral, gracias a los comentarios de gente que en su mayoría aplaude la acción del restaurante.

El giro de guion.

Pero ojo, que el restaurante descubrió que en el pasado, la misma clienta ya había dado una valoración excelente al restaurante: “El servicio excelente, la comida riquísima, todo delicioso, los creppes más deliciosos y el capuccino”, dijo entonces. ¿Qué había cambiado?

No es la primera vez que este restaurante se viraliza en redes sociales. Hace unas semanas, compartieron una surrealista conversación con un cliente que, después de tomar asiento, se marchó indignado porque «el comensal no quería quitarse la mascarilla solo para comer»:

Y tú, ¿qué opinas?