web analytics

Expulsan del instituto a un adolescente gay por llevar las uñas pintadas y su contraataque es épico

Una de las tendencias en moda masculina de 2020 es la manicura artística. No es raro ver a artistas internacionales de la talla de Bad Bunny atreverse con algo que hace solo unos años parecía reservado a las mujeres, pero los tiempos afortunadamente están cambiado y la propia Rosalía ya publico en su cuenta que «le encantaban los hombres que se pintaban las uñas»

Aunque todavía quedan mentes retrógradas que piensan que no es algo de hombres, el propio Bad Bunny denunció que en un salón de belleza se negaron a atenderle precisamente por ese motivo. Por suerte parece que ahora sí están un poco más abiertos a todo tipo de clientela y están ayudando a luchar contra los estereotipos, pero queda mucho trabajo por hacer.

Si no que se lo digan a, Trevor Wilkinson, un joven de 17 años que ha sido expulsado del instituto por pintarse la uñas, lo curioso es que el reglamento sí permite llevarlas, pero solo a las mujeres. “Me han expulsado por llevar las uñas pintadas. Me han dicho que continuaría expulsado hasta que me las quitara”, comentaba el estudiante. “Es una norma de doble rasero, porque las chicas pueden hacerse y pintarse las uñas”.

Lejos de rendirse, el joven ha contraatacado movilizando a los internautas y ha lanzado una campaña Change.org para cambiar la norma y que se permita a los hombres llevar las uñas pintadas, ya lleva 66.500 firmas, y parece que crecen a buen ritmo: “La libertad de expresión es razón suficiente para ver que estas reglas de vestimenta no están bien. Soy un chico gay y estoy más que orgulloso. Esto es injusto y no está bien”, explicaba Trevor.

El joven ha pedido ayuda para “demostrar que está bien expresarse como uno mismo es”, y que la identidad que la sociedad pretende imponer en los más jóvenes es algo equivocado.

“Soy humano, soy válido. No debería meterme en problemas por llevar las uñas pintadas”, dice, “Es momento de que esto cambie, y ese momento es ahora”.