web analytics

El público de Telecinco, indignado con María Patiño por el «timo» que emitió en ‘Socialité’

La edición especial de Socialité contactó con un hombre que aseguró conocer muy bien a la tonadillera, y sus declaraciones dejaron a todos sin palabras.

Uno de los contenidos que Socialité había estado cebando para su estreno en el prime time de Telecinco era la entrevista a un hombre que aseguraba haber sido pareja de la tonadillera. Nada más comenzar, María Patiño presentó al invitado.

“Están viendo las manos de un hombre que ha mantenido una relación con Isabel Pantoja”, adelantó. Desde el primer momento, el espacio conducido por Patiño prefirió no desvelar su identidad.

“No vamos a desvelar ningún detalle más para proteger su identidad. Sabemos que en Cantora están muy pendientes de saber quién es esa persona con la que vamos a hablar en unos minutos en directo”, dijo. Pero a pesar de mantener sus datos en secreto, la presentadora dio más detalles sobre el invitado.

“Es maduro, ahora no trabaja y vive en una ciudad con mar”, avanzó. Al final, el secreto duró poco porque se mostró su identidad: Francisco Cotes.

Cuando llegó el momento, Patiño empezó a describir al invitado: “Nos va a contar lo que sintió y sigue sintiendo por Isabel Pantoja… el hombre que arrancó el primer beso a Isabel Pantoja“. El invitado comenzó narrando el primer encuentro que tuvo con ella en un tablao flamenco en el que ejercía de camarero.

“Yo solía bajar abajo a la discoteca… me fije cuando ella salía a cantar y me gustaba como cantaba”, relató. A raíz de sus vivencias, Francisco destacó el poder que ejercía doña Ana sobre ella.

“Yo le di un beso cuando nos despedimos en el aeropuerto, fue con el consentimiento de su madre“, aseguró. El comentario llamó poderosamente la atención de Patiño. Otro de los datos que más sorprendió fue el detalle de que Francisco le tuvo que buscar empleo al hermano de doña Ana.

“Estando allí, su madre me comentó si le podía buscar un trabajo a Bernardo en un souvenir, pero claro no duró mucho”, relató.

La presentadora le preguntó si a doña Ana le gustaba el dinero: “ella pretendía que su hija fuese a más“, dijo. Pero este deseo chocaba con la profesión de Francisco, camarero. “Supongo que pensaría que era poca cosa para su hija“, dijo visiblemente apenado.

Prueba de su ajustada situación económica, Francisco desveló que antes de empezar a escribirse cartas, vendió una máquina de escribir, una cámara de fotos y hasta un armario para poder ir a verla a Sevilla.

Finalmente y a petición de la presentadora, el invitado le mandó un tierno mensaje. “Le diría si se acuerda de la de veces que yo bajaba y me quedaba delante del escenario embelesado oyéndola cantar”, dijo.

«Timo absoluto»: los espectadores incendiaron las redes sociales por la polémica entrevista.

La entrevista a esta expareja de Isabel Pantoja cabreó, y mucho, a los espectadores del programa, aunque técnicamente cumplía con anunciado. Muchos de los seguidores del espacio afearon el cebo con el que el programa promocionó la entrevista, considerando que no cumplió con las expectativas.

Y tú, ¿qué opinas?