web analytics

30 Inventos e ideas caseras que prometían ser geniales pero que nunca debieron haber ocurrido

Están las redes llenas de vídeos con tutoriales de «Hazlo tú mismo», donde parece que cualquiera podría y debería estar haciendo proyectos caseros como locos. Es cierto que algunas de estas ideas son ingeniosas, pero también lo es que hay otras que jamás deberían haber visto la luz del día, y nos hacen preguntarnos el sentido de semejante ocurrencias.

Existe un subreddit llamado ‘DiWHY’ con más de 1 millón de miembros totalmente lleno de desastres hechos a mano y fallos garrafales. Aquí os traemos una selección con algunos de los más incomprensibles que seguro que os desesperarán.

1. Mesa de comedor con cascada de agua incorporada

2. La gran muralla de porcelana china

3. Piedras del jardín que sonríen

4. Para un cuarto de baño de fantasía tan sólo pon purpurina con cola en las juntas de los azulejos

5. Pon un «alien» para la cena de esta Navidad

6. Vajilla con hormigas pintadas a mano

7. Un patinete 100% casero

8. Elegante es, práctico no tanto

9. Plataformas con cabezas de barbies

10. Casi que mejor me voy a aguantar las ganas…

11. Práctico no sé, pero el susto que da es impagable

12. Valla de jardín hecha con puertas viejas

13. En mi cabeza pensé que iban a quedar mejor

14. Esto lo tengo que ver usarse…

15. No parece que sea muy fácil de limpiar. la verdad

16. Tras poner la cortinilla, me di cuenta demasiado tarde de lo que hice

17. Cuanto más lo miras, peor idea parece

18. Fans que se pasan de la raya

19. Llantas de Patricio Estrella

20. Mis padres reciclan de todo en casa, como podéis comprobar

21. Por favor, no hagan esto sin un adulto presente

22. Mi palanca de cambios siempre me echa mano

23. Jugando de incógnito fuera de casa

24. Gorra de latas de fanta

25. Para patinar en Texas

26. Tenía prisa y no encontraba su calzado

27. Utilidades para cuando el Furby ya no funciona

28. Los pendientes bonitos no sé, pero originales totalmente

29. El típico paragolpes-florero

30. Retrete que cambia de color según del humor del que se siente encima