El motivo por el que los hermanos Rivera Ordóñez se plantean pedir siete años de cárcel para Isabel Pantoja

Hay una expresión que dice que las palabras se las lleva el viento, pero en muchas ocasiones no se puede aplicar. Esta es una de ellas.

Kiko Rivera aceptó sentarse en el plató de Sálvame para contar, con todo lujo de detalles, lo que pasó en Cantora el pasado dos de agosto. La confesión vendría a hundir por completo a su madre Isabel Pantoja, la principal habitante de la casa. De alguna manera, ella es la responsable de muchas de las irregularidades que se han producido, de las cuales uno de los mayores afectados es el propio DJ.

La entrevista fue muy impactante, y podría suponer el final de Isabel Pantoja. La abogada Montse Suárez acudió a Sálvame para hacer una predicción de las medidas que podrían tomar las partes implicadas en el asunto, separados en tres partes. Por un lado, Kiko Rivera, seguido de sus hermanos Rivera Ordóñez, y por último, la propia Isabel Pantoja que tendría derecho a una defensa.

Empezando por Kiko Rivera, este no podría interponer medidas penales contra su madre por un presunto delito económico. La legislación española impide a los hijos poder pedir cárcel a sus padres por un tema relacionado con la rama económica.

Sin embargo, Kiko sí podría seguir por la vía civil y lograr que un juez obligase a la tonadillera a devolverle todo lo que es suyo y que le dejó su padre en vida, aunque su progenitora hubiese empeñado parte de estos bienes.

Pero Isabel Pantoja lo tendía peor con los hermanos Rivera Ordóñez. En este caso, la situación varía mucho, ya que la cantante no tiene un vínculo materno filial, algo que es totalmente básico para determinar las acciones que se pueden tomar contra ella. En el caso de los hijos de Paquirri y Carmina Ordóñez, sí que pueden ir por la vía penal contra Pantoja.

Por ejemplo, podrían acusarla por apropiación indebida de los bienes que les pertenecen, unas acusaciones que se podrían convertir en una pena de prisión muy larga. Según la letrada, Isabel Pantoja podría enfrentarse a una pena de prisión que iría entre los tres y los seis años por alzamiento de bienes, pena que podría alargarse un año más si se puede probar que tenía en su poder los objetos de la herencia y que no les entregó a los destinatarios cuando se indicó al repartir de la herencia.

Los Rivera Ordóñez le declaran la guerra a Isabel Pantoja.

Joaquín Moeckel, el abogado que se está encargando de defender los derechos de los Rivera Ordóñez, ha afirmado en diversos medios de comunicación que la intención de los herederos de Paquirri es llegar hasta el final. Pretenden recuperar todo aquello que les pertenece, y la fórmula no sería otra que intentar demostrar que Isabel Pantoja tiene en su poder todos estos bienes.

Si se consigue, se procederá a solicitar una ejecución forzosa y así poder recuperar con la mayor brevedad lo que les pertenece.

Por su lado, Isabel Pantoja también podría intentar defenderse. La propia Montse Suárez afirmó que sería totalmente inútil, con muy pocas opciones de poder quedar por encima de los futuros demandantes que quieran interponer acciones legales contra ella. Su única posibilidad sería la de desheredar a su hijo Kiko Rivera del 52% de la herencia que le dejó su marido, que ella podría modificar para que recayese únicamente sobre su hija Isa Pantoja, o, si lo quisiera, de su propio hermano, Agustín Pantoja.