web analytics

Mujer de 51 años dio a luz a su propia nieta ayudando a su hija a tener el bebé que ella no podía tener

Breanna Lockwood y Aaron se casaron hace cuatro años y viven en Chicago (Estados Unidos) desde que se casaron han intentado ser padres sin éxito. Pero el problema de infertilidad que han sufrido ha sido muy seguido a través de su cuenta de Instagram, donde ha mostrado los complejos tratamientos que han seguido para intentar quedarse embarazada.

Pero su sueño por fin se hizo realidad, por fin Aaron y ella serán padres gracias a que Julie, su madre de 51 años gestará su bebé.

Dura lucha contra la infertilidad

La pareja se ha tenido que someter a siete procedimientos quirúrgicos, varias rondas de selección de óvulos y cuatro transferencias sin éxito, Breanna también ha sufrido un aborto espontáneo  gemelar y otro ectópico. Ha llegado a admitir que: «Las pruebas y tribulaciones de la infertilidad fue sin duda la aventura más dura a la que nos hemos tenido que enfrentar en nuestras vidas».

Pero la instagramer contó  a sus seguidores que su sueño de convertirse en padres estaba a un paso más cerca de hacerse realidad, gracias a la colaboración de la madre de Breanna.

Breanna explica que Julie, su madre, es una entusiasta corredora de maratón y triatleta y que ha pasado todos los test médicos necesarios para ser candidata a esta gestación subrogada, aunque en principio fue descartada por ser demasiado mayor (la edad estándar máxima es de 45 años),

Pero ese estilo de vida saludable y activo de Julie convenció a los médicos de que podría tener un hijo con total seguridad.

Gestación subrogada altruista

Este tipo de embarazo en el que una mujer lleva en su vientre un bebé, en lugar de otra persona que no puede tener hijos, hasta dar a luz. En un embarazo subrogado, se forma un embrión con espermatozoides donados que fecundan los óvulos de la gestante subrogada o los óvulos de una donante. El embrión se implanta en el útero de la gestante subrogada, quien continúa el embarazo hasta que nace el bebé. Es posible que el embarazo subrogado sea una opción para hombres y mujeres que desean tener hijos pero que recibieron determinados tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia y radioterapia, que a veces causan esterilidad.

La fecundación in vitro standar (FIV) sin embargo consiste en incubar juntos el espermatozoide y el óvulo en un medio de cultivo para que se produzca la fertilización y luego transferir el embrión al útero materno. En este caso, al de la abuela del bebé.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

⁣ Can we dance this baby out!?⁣ also someone please tell me how my mama looks this good pregnant at 51! ⁣ Werk 🎶

Una publicación compartida de Breanna Lockwood (@ivf.surrogacy.diary) el


Cuando la mujer gestante tiene relación de consanguinidad con los futuros padres, por ejemplo tu hermana o madre, se la conoce como gestación altruista.

«Creado con mucho amor y un poquito de ciencia»

Es el mensaje que se puede leer en la última foto publicada por Breanna en su cuenta de Instagram junto a unas ecografías. Allí, la pareja posa con Julie, madre y abuela del bebé, mostrando con orgullo sus 17 semanas de gestación.

La publicación incluye unas preciosas palabras de agradecimiento hacia su madre:

«¡Mi madre llevará y dará a luz a nuestro bebé!

El mayor apoyo en mi vida es quien nos da también nuestra mayor bendición. Mi hermosa mamá está llevando a su primer nieto, Aaron y a mi hijo biológico, como portadora gestacional.

A Aaron y a mí nos tomaron muestras de ADN reproductivo, lo fertilizaron, lo analizaron y lo congelaron por medio de la fertilización in vitro, mientras mi madre pasaba por cada prueba preliminar, para poder hacernos este regalo.

Compartir esta aventura con mi madre ha sido una experiencia única y maravillosa. La subrogación es realmente el regalo más desinteresado.

«Es el ejemplo puro de que ‘harías cualquier cosa por tus hijos’, y si puedo ser incluso la mitad de la madre que es ella, sé que estoy haciendo algo bien…»