«La situación me supera», Pilar Rubio asegura haberse arrepentido de tener una familia tan numerosa

Mientras les daban la enhorabuena por haber sido padres de su cuarto hijo en común, hubo una pregunta habitual entre los periodistas. ¿Tenían ganas de seguir teniendo más hijos? ¿Quizás intentar tener una niña?

Y es que tras mucho misterio sobre cuál sería el género de la criatura que estaba en camino, Pilar Rubio y Sergio Ramos se convirtieron en padres de otro varón. En ese momento, todas las pistas que parecían haber ido dejando en redes sobre la posibilidad de que fuese una niña durante los nueve meses que duró el embarazo se fueron al traste.

Por ese motivo, en cuanto pusieron un pie fuera del hospital con Máximo Adriano ya en sus brazos, les tocó aclarar ante los medios si esta vez era la definitiva.

Y tanto en aquel posado como en las posteriores entrevistas concedidas por los dos, ambos coinciden. «¡No más niños! Definitivamente cerramos el cupo. Creo que ya hemos hecho lo que podíamos por la natalidad», dijo Pilar Rubio con mucho sentido del humor hace justo una semana a la revista ¡Hola!

En dicha entrevista, la presentadora confesó que no se quedaba con ninguna espinita por no haber llegado a ser madre de una niña. Sus cuatro hijos «son muy diferentes», y asegura que «no lo echo de menos, me lo paso muy bien con ellos».

En aquellas declaraciones, la televisiva volvió a hacer visible su firme intención de mostrar una maternidad real y sin edulcorar. Ya lo dijo en más de una ocasión: la peor consecuencia de haber sido madre de nuevo es la falta de sueño.

De hecho, al hablar de las escasas horas que duerme desde su último parto, la llegaron a criticar porque algunos consideraron que estaba frivolizando con algo tan importante como el descanso diario.

Pero en esta ocasión vez ha ido más allá. En esas noches eternas en las que a Máximo Adriano le cuesta dar algo de tregua a sus padres, Rubio confiesa que se ha llegado a hacer esta pregunta: «Madre mía, ¡cuatro hijos! ¿Por qué no lo has pensado antes?». Medio en serio, medio en broma, ha confesado al medio antes mencionado que asume que hay ocasiones en las que la situación le «supera».

Por este problema de sueño, algunos días «hace que veas las cosas de otra manera». Un sentimiento ambivalente con el que seguro que se identifican muchas madres.

Ya en verano, después de dar carpetazo a las vacaciones y darse cuenta de que tocaba volver a la rutina, Pilar Rubio ahondó en esta cuestión. En su Instagram pidió «energía» para lo que estaba por venir.

Además, en una carta dedicada al propio Adriano, la colaboradora de televisión le daba las gracias por haber sido su acompañante durante esas noches «tan largas» en las que a veces era complicado coger fuerzas.

Y a ti, ¿qué te parece?