«Pensábamos que mi hija no remontaba», Helena Resano narra el drama que la mantiene alejada de la televisión

La periodista de laSexta lleva alejada de su trabajo desde el 31 de agosto.

La presentadora de laSexta, Helena Resano, contó en Más Vale Tarde el drama que ha vivido recientemente su familia. El culpable, el coronavirus: los cuatro miembros del grupo familiar dieron positivo por el virus, pero fue su hija de 18 años la que peor lo ha pasado.

“Ha habido tres días que fueron preocupantes. Emma estuvo francamente mal, con fiebre muy alta, apenas se podía mover, lo teníamos que hacer entre mi marido y yo, bañarla… se dormía todo el rato, tenía muchos dolores y no remontaba”, explicó la periodista, que lleva desde el 31 de agosto confinada en casa.

Resano relató que su hermano es médico, y que gracias a eso pudo ir controlando la situación aunque llegó a pensar “que no iba a remontar”. La presentadora incidió en un punto importante: su hija es una joven sana que no tenía ningún tipo de patología previa.

La periodista contó también la odisea que ella y su familia vivieron en atención primara, servicio que definió como “colapsado”. Resano pudo hacerse una PCR a través de Atresmedia, pero su hija, que fue la primera de la familia en tener síntomas, acudió al centro de salud para hacerse la prueba pertinente.

“En mi caso es una PCR muy rápida, tardan 24 horas en darme el resultado y doy positivo. En el caso de Emma tardan cinco días en darnos el resultado y en ningún momento se ponen en contacto con nosotros durante ese periodo”, aseguró.

Además, tampoco tuvieron noticias de ningún rastreador para trazar una línea con otras personas con las que pudieran haber tenido contacto. “Cuando llega el positivo de Emma, el viernes, empiezan a activarse el PCR de ellos dos, que tardan ocho días en llegar. Durante todo ese tiempo no ha habido ninguna llamada de un rastreador”, afirmó.

Resano explicó que fue la rapidez de su empresa al darle los resultados de la PCR evitó que tanto su marido como su hijo hiciesen vida normal estando contagiados.

“Podíamos haber seguido contagiando, pero afortunadamente en mi caso hubo una PCR en mi empresa que nos ayudó a confinarnos y luego ir avisando a nuestros propios contactos”, aseguró.

Y tú, ¿qué opinas de su experiencia?