web analytics

20 ocasiones en las que los cocineros presentaron un plato original… pero no dijeron cómo había que comerlo

Alrededor del mundo hay cientos de miles de restaurantes. Eso sin contar cafés, bares y otros establecimientos de alimentación. Está claro que la competencia es máxima, y por eso hay gente dispuesta a recurrir a cualquier método para conseguir la atención de los clientes.

Servir los platos de una manera original es uno de ellos. Pero, a veces, se supera el límite.

“Nos sirvieron un cóctel en un gotero de hospital”

“Me trajeron una bebida en una bañera pequeña”

¿Cuánto tiempo habrá tomado hacer esta composición?

“¿Qué tal unas costillas de cordero en un tendedero?”

“¿Alguien puede explicar por qué?”

“El café está en un vaso invertido y debe beberse de un plato con un popote”

“¿Estás bromeando?”

“Al menos sabía bien”

Estos fideos ya fueron cuidadosamente enrollados en los palillos

“Este restaurante tiene un plato vegetariano y se sirve en una auténtica concha de mar”

“¿Y cómo se supone que lo coma?”

“Por favor, 2 palas de sus mejores bocadillos”

“¡Vertieron mi té helado en una bolsa y la colgaron!”

“Pedimos alitas con sirope de arce, que se esparcía de la tabla por toda la mesa. Tomamos esta foto después de que la mesera «pusiera las cosas en orden» en nuestra mesa”

“Entrada en una caja de huevos”

“A minutos del desastre”

“Sí, es helado en un cactus”

“A mi amigo le trajeron este monstruo de queso”

“Son malvaviscos. Y los sirvieron en un ladrillo común”

“Si me traen esto en un restaurante, no respondo de mí”

Y tú, ¿alguna vez te has encontrado con un ejemplo similar de creatividad?