web analytics

Fallece un niño de 13 años al contraer la ameba ‘comecerebros’ mientras se bañaba en el lago de un campamento

Los efectos del coronavirus están siendo devastadores, pero eso no quita que sigamos expuestos a peligros tan inusuales como la historia que os traemos hoy. Tanner Lake Wall de tan solo 13 años falleció el pasado 2 de agosto por la infección parasitaría causada por la popularmente conocida como ameba comecerebros. Tanner estaba pasando unos días en un campamento de verano de Florida y junto a otros niños acudieron a bañarse a un lago, reportó la cadena estadounidense ‘CBS’

Tras la jornada el niño empezó a notar fuertes dolores de cabeza, náuseas, vómitos y rigidez en el cuello, síntomas que alertaron a sus padres que lo trasladaron rápidamente a un hospital de la zona. Los médicos pensaron en primer momento que se trataba de una meningitis vírica, con unos síntomas parecidos, pero al ver que persistieron y el niño empeoraba decidieron realizar pruebas más extensas en las que por fin descubrieron la temible ameba comecerebros.

El diagnóstico fue terrible para la familia “Tiene una ameba parásita y no hay cura”. Días después el pequeño fue conectado a un respirador pero los médicos poco más pudieron hacer, finalmente Tanner Lake Wall el 2 de agosto. Sus padres no han querido compartir esta terrible historia hasta ahora que se han puesto en contacto con varias cadenas de televisión para alertar sobre el peligro y concienciar a la población sobre este problema.

¿Qué es esta ameba y dónde se puede contraer?

La Naeglaria fowleride, conocida como la ameba comecerebros entra en el cuerpo por la nariz y se encuentra en aguas contaminadas por este parásito, su habitat preferido son las aguas cálidas de ríos, lagos y aguas termales. La infección puede llevar a contraer una enfermedad denominada meningoencefalitis amebiana primaria (MAP), que en el 97% de los casos es mortal.