web analytics

Ana Rosa Quintana no termina de encontrar su nuevo «look»: sus 5 cambios en 5 días

El lunes, 7 de septiembre, Ana Rosa Quintana abrió con un editorial muy duro contra los miembros del Gobierno. Era su retorno tras más de dos meses de vacaciones, el inicio de la que ya es nada más y nada menos que su 17 temporada en la cadena de Fuencarral.

Pero si se convirtió en tendencia no fue solo por esa dureza en la crítica. También tuvo mucho que ver el estilismo con el que reapareció: acostumbrados a ver a una Ana Rosa con el pelo castaño y rizado u ondulado, en esta ocasión ha aparecido con el pelo totalmente liso, teñido de rubio y más corto de lo habitual.

Todo esto provocó que muchos internautas reaccionaran de inmediato. Pero no quedó hay la cosa: Ana Rosa sorprendió a todos con una imagen diferente cada día de la semana, como si estuviera experimentando a diario y cambiando en función de los comentarios del público.

Lunes 7.

Con el pelo mucho más claro y un nuevo corte, el estilismo de la presentadora no pasó desapercibido (ni mucho menos) entre la audiencia. Sin duda, lo que más llamó la atención fue el flequillo recto, sobre las cejas, de su nuevo peinado.

Martes 8.

Quizás la cantidad de memes que aparecieron en las redes condicionaron a la presentadora que, al día siguiente, se quitó el flequillo. La periodista comenzó el programa del martes con el flequillo abierto a ambos lados, acercándose más a su imagen habitual.

Miércoles 9.

Sin embargo, al día siguiente, como si se tratase de un ensayo de prueba-error, la periodista cambió de nuevo. Esta vez, con un peinado similar al del día anterior, pero con las puntas más rectas, más lacio y con menos volumen.

Jueves 10.

El jueves, en cambio, optó directamente por el recogido, y volvió a abrirse el flequillo, esta vez hacia un lado.

Viernes 11.

Y llegó el último día de la semana. Y ese día, parece que Ana Rosa se dejó de experimentos y volvió a ser simplemente Ana Rosa. Reapareció con su look más conocido, el que le ha dado identidad durante las últimas temporadas de su programa.

No sabemos con que nos sorprenderá en su siguiente programa, pero parece que, después de varios experimentos, se siente más cómoda con el peinado de siempre. Cinco días le han bastado para darse cuenta.

Y tú, ¿qué opinas?