web analytics

Sara Carbonero y su verano más triste: comparte en Instagram la peor noticia

El verano ha empezado para Sara Carbonero con una triste noticia. La periodista lo ha compartido con todos sus seguidores a través de una Story de Instagram.

Se trata del fallecimiento de su abuelo paterno. Carbonero se ha querido despedir de él mediante una preciosa foto en blanco y negro en la que aparece besando tiernamente a su abuela, que les dejó hace casi ocho años.

«La historia de amor más bonita del mundo. Juntos por fin», escribió. A pesar del dolor que siente por esta pérdida, a la mujer de Iker Casillas le reconforta pensar que sus abuelos podrán reunirse nuevamente para seguir disfrutando del amor incondicional que se profesaron durante décadas.

carbonero ig z

Una bonita historia que todos sus nietos tendrán siempre muy presente. De hecho, algunos de los familiares de Sara han comentado manifestando que la relación parecía sacada de una película y que se sienten afortunados de haberla vivido tan de cerca.

El fallecimiento de su abuelo coincidió con la estancia de Sara en su pueblo natal, Corral de Almaguer, donde se instaló semanas atrás para poder disfrutar de una temporada tranquila en compañía de sus seres queridos. Precisamente al lado de sus niños, Martín y Lucas, vivía esta misma semana «una de las noches más bonitas de este verano».

https://www.instagram.com/p/CDP1BPcjU5q/

Además, compartía todos los ingredientes de esa significativa velada: un juego de toda la vida, una misión, unas linternas, una rana que aparece de repente, la luna distinta, buenos amigos, buena conversación, un baño a media noche, un colchón hinchable donde cada día cabe uno más, un “perna de pau” (helado preferido), un poco de música brasileira y muchas risas y complicidad.

La periodista asegura haber aprendido que en estas vacaciones diferentes lo importante es improvisar y ver la vida a través de la mirada inocente de los más pequeños. «Hoy me duermo agradeciendo que la vida nos siga sorprendiendo y regalando momentos únicos y que tengamos la capacidad para apreciarlos. En definitiva, que no perdamos nunca esa mirada de niño que nos haga ver las dificultades como aventuras y oportunidades para crecer», reflexionó.

Mucho ánimo a toda la familia.