web analytics

La portada de Muy Interesante de 2014 que resulta escalofriante seis años después

Decir que la pandemia provocada por la aparición del coronavirus ha cambiado la vida de millones de personas, es quedarnos corto. Ahora mismo son pocos los que recuerdan cómo era la vida antes de las mascarillas, la distancia de seguridad y el lavado de manos.

Un efecto colateral de todo esto es que nos llaman mucho la atención las imágenes del pasado en las que parecía preverse que algo así podría ocurrir. Y en los últimos días se ha viralizado la portada de 2014 de la revista Muy Interesante por ese motivo precisamente.

En la primera página de la publicación se puede leer “la pandemia que viene”, junto con los subtítulos “los brotes de nuevas enfermedades que podrían poner en peligro al mundo” y una pregunta para la que ya tenemos respuesta… ”¿Estamos preparados?”

En el reportaje por supuesto no se habla de la cepa del coronavirus que ha causado el brote iniciado en Wuhan, China. El infame SARS-CoV-2, que fue descubierto a finales de 2019.

Pero sí cita otros tipos de coronavirus, y habla también sobre si los sistemas sanitarios están preparados para afrontar este tipo de pandemias provocadas por virus tan contagiosos. También explica que, en un 75%, estas enfermedades infecciosas están provocadas por animales.

De hecho, el primer caso del que hablan en el reportaje es el de un francés que murió en 1981 después de visitar una cueva infestada de murciélagos. El hombre empezó a sentirse mal y a vomitar sangre, muriendo poco después.

La autopsia determinó que sus órganos internos estaban destruido, pero no se llegó a saber la causa exacta de su muerte.

La revista hace especial hincapié en que los epidemiólogos han estudiado a los animales silvestres y a los domésticos para detectar enfermedades infecciosas emergentes y de esta manera evitar pandemias. Además, señalan que, como ha ocurrido ahora, “la inmensa comunicación entre poblaciones humanas” hace que sea más fácil que los virus se expandan.

1596077402353

Y a ti, ¿qué te parece?