web analytics

«Aguantando con dos cojones», solo dos helados han conseguido mantenerse 35 años en la carta de Frigo

Aaah la nostalgia. A la gente le encanta recordar la infancia, y el verano es una buena época para hacerlo. Quién no recuerda de vez en cuando aquellos interminables veranos de la niñez, aunque solo sea para darse cuenta de cuánto han cambiado las cosas.

Hay pocas cosas de nuestra infancia que siguen permaneciendo en el tiempo, aún así todavía queda alguna, como es el caso de los helados Frigo. El «FrigoPie» y el «Calippo», llevan más de 35 años en las cartas de helados Frigo.

“Aguantando con dos cojones”, escribió el usuario de Twitter @CutterClown cuando comparaba dos cartas de la marca: la de antes y la de ahora. El tuit está ahora mismo eliminado porque perdió la cuenta, pero su autor ha recordado el momentazo: su publicación fue todo un fenómeno viral que sigue vigente cada verano —como los propios helados—:

El Frigo Pie ya estaba en las cartas de Frigo en 1983. Entonces costaba 30 pesetas (18 céntimos de euro).

El helado nació como un derivado del Frigo Dedo (seguro que todavía podrás recordarlo), que salió a la venta en 1980. “Después de la mano, la continuación lógica nos pareció el pie. Y la idea también cuajó entre los consumidores”, explicó Juan Vilallonga, director técnico de Frigo, a Verne.

Como muestra, un botón: este otro hilo de @lavecinarubia sobre el mítico Frigo Pie.

El otro helado que todavía sigue en pie, es el famoso Calippo, que llegó en 1984, “es una muestra excelente del trabajo conjunto entre los equipos de márketing, ingeniería, desarrollo y producción”.