Indignación por una fiesta ilegal con 200 personas celebrada por un joven en la finca donde asesinaron a sus abuelos

Jóvenes bailando hasta en los tejados, sin mascarillas, por supuesto sin respetar la distancia de seguridad y consumiendo gran cantidad de alcohol. Y lo más llamativo de todo, es que además ha ocurrido en una finca en la que fueron asesinados hace 10 años los abuelos del organizador en un atraco en el que los ladrones se llevaron 120.000 euros.

K5KMbVOJs7R5lzUMhFfds2

Así celebraron el fin del estado de alarma y la entrada a la nueva normalidad alrededor de 200 personas en una fiesta en una finca del paraje natural de la Serreta en Novelda. Efectivos de la Policía Local y de la Policía Autonómica de Elche se personaron inmediatamente en la hacienda, pero por lo visto el propietario negó la entrada de los agentes.

Sin embargo, por medio de diferentes vídeos subidos a las redes sociales por algunos de los participantes en la fiesta, se ha podido corroborar los hechos denunciados.

La hacienda en la que tuvo lugar la fiesta el pasado sábado tiene detrás suya una trágica historia criminal. Un conocido matrimonio de la zona, Francisco Berasaluce y Susanne Brensing, fue asesinado en esta lujosa finca de su propiedad el 12 abril de 2010.

Una banda de ladrones de origen rumano accedieron a la vivienda y mataron a la pareja de avanzada edad, haciéndose con un botín de 120.000 euros. Ahora, el investigado por la fiesta es uno de los nietos del matrimonio asesinado.

En las redes se han leído comentarios como estos:

Y a ti, ¿qué te parece?