web analytics

Una de las mayores expertas virólogas, habla muy claro sobre el 8-M: «Lo siento por ustedes»

Una de las virólogas más expertas del CSIC, Margarita del Val, ha sido entrevistada por Susanna Griso en Espejo Público, y ha asegurado que el 8 de marzo no se sabía tanta información como se conoce ahora sobre el coronavirus.

La científica ha remarcado que aquel día se celebraron gran cantidad de actos multitudinarios y que ahora se sabe que los más peligrosos eran los que tuvieron lugar en espacios cerrados.

“Se podían haber prohibido las manifestaciones del 8 de marzo, los partidos de fútbol, se podría haber limitado el transporte público, se podían haber cerrado los restaurantes, se podía haber evitado montarse en taxi porque estaba el aire lleno de, a lo mejor, el paciente anterior que había tosido y se quedaba ahí retenido, se podía haber limitado la asistencia a los platós de televisión, que también es una mezcla continua de gente nueva. No hicimos nada de todo eso”.

viróloga

“Ahora no vale quejarse sólo de una de las actividades, lo siento por ustedes. Es decir, nos tenemos que quejar de todas. Yo les cuento mi experiencia personal: yo fui a un restaurante y me arrepentí. Y el domingo decidí no ir a la manifestación”, continuaba.

La viróloga ha subrayado que cuando se propagó el virus se desconocían muchas cosas que ahora sí se saben como el peligro de los espacios cerrados.

“Ahora sabemos que todas las actividades en sitios cerrados son muchísimo más transmisoras de la infección de lo que son en sitios abiertos. (…) Las menos graves fueron al aire libre”.

Sobre los datos del Ministerio de Sanidad ha admitido que son difíciles de comprender por cualquier persona insistiendo que es necesario que se puedan entender.

Del Val ha concretado que se están “adaptando las metodologías” y que ahora es “el momento más suave en el que se puede renunciar a tener todos los datos” y “por lo tanto hacer toda esta adaptación”. “Era importante no hacer esto en un momento crítico. Han decidido hacerlo ahora”, “es necesario que se haga” y “probablemente este es el momento adecuado”.