Indignación con la revista ‘Semana’ por las fotos del último adiós de Álex Lequio

La semana pasada falleció a causa de un cáncer Álex Lequio, a los 27 años. El joven, hijo de Alessandro Lequio y Ana Obregón, había estado un mes ingresado en una clínica de Barcelona.

alex3

La pérdida del ha sido de lo más dolorosa, conmocionando a la sociedad y provocando una oleada de mensajes de condolencias. No solo ha sido un mazazo para sus padres, sino también para su novia, Carolina Monje, sus familiares y sus amigos.

Por eso, las redes se han llenado de mensajes despidiéndose de él, homenajeándole y mandando cariño a sus allegados.

El impacto ha sido tal que los diferentes medios de comunicación han ido recogiendo noticias sobre la mismo. Por razones obvias, la llamada prensa rosa se ha centrado d eun modo especial en el suceso.

Precisamente una revista de este sector está ahora siendo muy criticada. Se trata de la revista Semana.

El motivo de los ataques a dicha publicación no es otro que la portada de su último número. La imagen ha indignado a muchos lectores, porque en ella aparecen distintas imágenes de sufrimiento de los familiares de Álex durante su funeral.

Concretamente, se puede ver a su madre llorando desconsoladamente, a los dos padres juntos y hundidos, y a su novia rota de dolor acariciando su ataúd.

Unas imágenes que resultan impactantes y que muestran sin tapujos el dolor de una familia en esos trágicos momentos. El hecho de publicarlas ha sido considerado innecesario por mucha gente, que considera que se ha vulnerado algo tan íntimo y privado como es la despedida a un ser querido.

Pero además, el texto que acompaña a dichas instantáneas también ha sido muy criticado, ya que ahonda en ese dolor. Se pueden leer frases como «Y su vida se apagó…Ana Obregón y Alessandro Lequio destrozados. Las desgarradoras imágenes del entierro de su hijo».

Cabe señalar el hecho de que en Instagram la revista ha compartido la portada… pero ha cerrado los comentarios de dicha publicación, para evitar los consabidos mensajes negativos.

Por estos motivos, la portada está generando polémica y propiciando críticas de quienes consideran que no todo vale para vender.