web analytics

Ana Obregón destrozada, sus primeras palabras tras la muerte de su hijo Álex Lequio

Ana Obregón está viviendo el peor episodio de su vida después de que ayer miércoles falleciera su hijo, Álex Lequio, después de dos años de incansable lucha contra el cáncer. Unas horas después de la dura noticia ha querido enviar un mensaje a través de su cuenta de Instagram: «Se apagó mi vida», escribía junto a una foto junto a su hijo.

La actriz había dejado a un lado todos sus compromisos profesionales para estar junto a su hijo, se había desplazado hasta Barcelona, donde Álex Lequio estaba recibiendo un nuevo tratamiento para superar la enfermedad, algo que finalmente no ha tenido efecto.

En su corta pero contundente publicación en Instagram, Ana Obregón deja muy claro cómo se siente en estos momentos tan horribles, minutos después, la publicación se llenaba de mensajes de ánimo y apoyo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el

«@ana_obregon_oficial Ana… no hay palabras de consuelo. Habéis sido un ejemplo de valentía. Un verdadero referente de optimismo y lucha. Álex era y es tu reflejo. Lo siento en el alma… ❤️🙌🏻», escribía Fiona Ferrer. «Lo siento Ana. Mucha fuerza. 😘», le dedicaba Dani Martínez. «❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️», le escribía Tamara Gorro.

La actriz había alquilado un piso en la ciudad condal con el fin de estar allí los 3 meses que iba a durar el tratamiento, donde se dedicó en cuerpo y alma a cuidar de su único hijo.

También estaba junto al joven su padre, Alessandro Lequio, que ha dejado todos sus compromisos profesionales como colaborador de televisión para estar junto a su hijo.

Ana siempre se había mostrado positiva, luchadora y sin perder la esperanza, durante este tiempo y pese a las circunstancias, la hemos visto responder a los medios con la mejor de sus sonrisas. Atenta con la prensa, positiva ante sus amigos y familiares, su hijo ha sido un ejemplo de superación en su lucha contra la enfermedad y ella ha dado una lección de actitud.

1 46

Sus hermanas, Celia y Amalia, no han dudado ni un momento en viajar desde Madrid hasta la Ciudad Condal para arropar a su hermana en el momento más duro de su vida.