web analytics

10 situaciones en las que un padre puede está haciendo daño a un bebé sin ser consciente

Nunca zarandees al bebé

img jfita 20171204 193919 imagenes lv otras fuentes zarandeo kxq U433416952498n8H 992x558@LaVanguardia Web

Muchos padres y cuidadores piensan que está es una forma de consolarlo. Otros creen que el bebé lo disfruta y algunos simplemente se impacientan y se dejan llevar por el nerviosismo. Lo que pocos saben es que es una práctica peligrosa, catalogada inclusive como una forma de maltrato infantil y que puede ocasionar graves lesiones cerebrales internas que se conocen como “Síndrome de bebé sacudido” o Trauma Craneal No Accidental (TCNA).

Cuidado con almohadas, cojines y peluches en la cama

pexels photo 2168843
La AAP (Academia Americana de Pediatría) recomienda colocar a los bebés de espaldas para dormir y que duerman en una superficie firme en la que no haya ningún objeto suelto como sábanas, protectores acolchados, almohadas o peluches para disminuir las muertes durante el sueño relacionadas con atrapamientos o asfixias.

No les dejes una luz encendida por la noche

img 5cd1bf26378bc luz bebe
Muchos padres dejan una lámpara encendida en la habitación del bebé para reducir su “miedo” a la oscuridad. Se trata de una costumbre innecesaria que, además, puede afectar a su salud.

El bebé, desde que nace, se acostumbra a todo lo que le enseñamos. Por ello, si le dejamos una luz encendida en la habitación, se acostumbrará a ella y, si un día se despierta a medianoche y no la encuentra, es posible que proteste. Se recomienda que los bebés duerman por la noche en un ambiente silencioso y oscuro desde que nacen , sin nada de luz.

Exceso de limpieza e higiene

Precisamente cuando creemos que siendo extremadamente pulcros estamos beneficiando a nuestros hijos podemos estar provocando el efecto contrario, pues los bebés con exceso de higiene son bebés menos protegidos.

Hay padres que con la llegada del bebé a la familia se vuelven obsesivos de la limpieza, pero someter a los bebés a una excesiva profilaxis es contraproducente. Su sistema inmune necesita aprender a defenderse contra distintas sustancias tóxicas y microorganismos patógenos, y este aprendizaje es fundamental en los primeros años de vida.

Estar expuestos a ciertos gérmenes puede ayudarlos a crear defensas en su organismo, pues el sistema inmunitario necesita.

No debes quitar el pañal antes de tiempo

Parece una norma no escrita el que hay que quitar el pañal a los niños en el verano de los dos a los tres años. Si bien es cierto que la mayoría de los niños controlan esfínteres en este periodo, cada uno madura a un ritmo distinto. La presión social por el inicio del colegio en septiembre lleva a muchos padres a adelantar la retirada del pañal a pesar de que sus hijos no han alcanzado el suficiente desarrollo madurativo.

Hay que esperar a que el niño alcance una madurez neurológica que le permita tener un control vesical y anal y después proceder a retirar el pañal que conlleva la única parte educable del proceso: el uso del orinal y las medidas de higiene propias de nuestra cultura.

Mejor que anden descalzos

Una de las dudas que tenemos como mamás es saber si realmente es bueno que los bebés anden descalzos, ante la duda especialistas recomiendan que para formar el arco del pie el niño debe caminar descalzo sobre las puntas de los dedos y con el talón.

Diversos estudios han señalado que los niños que andan descalzos se desarrollan mejor. Los niños que usan calzado desde temprana edad pueden sufrir malformaciones en uno o en ambos de sus pies. Aunque algunos prefieran el calzado se recomienda que por el bien del niño solo se mantenga protegido el pie con algún calcetín con antideslizante ya que este se amolda al pie y no el pie al calcetín.

Obligarlos a comer

pexels photo 3422137

A comer, como todo en esta vida, hay que aprender. Por ello el objetivo de los padres debe ser enseñar a los niños de una manera eficaz, positiva y libre para conseguir que coman y, más que eso, lograr que quieran por sí mismos aquellos alimentos que son buenos para ellos, un objetivo que, si se les fuerza, nunca se conseguirá. Distintos expertos, desde los dietistas-nutricionistas hasta los pediatras y los psicólogos, coinciden en que obligar a un niño a comer jamás tiene buen fin y, en cambio, puede acarrear varios problemas y efectos negativos.

Si el niño es pequeño y aún no tiene uso de razón, pensará que los padres, de quienes solo espera cariño, de pronto le atacan: insisten en darle de comer cuando ya no le entra más o en obligarle a comer algo que no le gusta y, encima, se enfadan y le gritan.

Incluso si se obliga a comer con amenazas, gritos o chantajes, los pequeños comen lo mismo.

Meterles la comida en la boca a la fuerza provocará el vómito de los niños.

Obligarles a comer solo sirve para hacerles sufrir y, si asocian la mesa con el sufrimiento, acabarán por detestar ese momento y la comida.

No les obligues a compartir

baby teddy bear cute 39369

No hay mañana ni tarde en la que en un parque infantil no nos encontremos con un adulto animando a un niño a compartir sus juguetes. Lo hacen apurados, quizás agobiados, por no saber ni cómo actuar ni qué decir, conscientes de que el drama acabará llegando antes o después.

Hasta los cuatro o cinco años los niños pueden no estar preparados para compartir”. Y es que, antes de esta edad los niños viven el mundo de una manera egocéntrica, en la que todo pasa desde su propia vivencia y perspectiva. El sol sale porque ellos se levantan; si quieren algo, automáticamente es suyo.

No los abrigues y arropes en exceso

Durante el primer mes de vida de un bebé, cuando aún no son capaces de regular por sí mismos la temperatura corporal y todavía se están adaptando al ambiente fuera del útero materno, los neonatos necesitan estar bien abrigados para no sufrir un cuadro de hipotermia. Una regla sencilla a la hora de vestir a los recién nacidos es ponerles solamente una capa más de ropa de la que llevamos nosotros, pero del mismo grosor.

También debemos prestar especial atención a las zonas del cuerpo más sensibles de hacerles perder el calor corporal: la cabeza, las manos y los pies. Por eso, aunque el pequeño nazca en verano, es frecuente que en los hospitales se les vista con patucos, manoplas y gorritos de algodón fino.

Una vez pasadas las primeras semanas de vida, los niños no son más sensibles al frío que los adultos. Si nosotros no necesitamos salir a la calle en invierno vestidos como para ir a la nieve a esquiar, ellos tampoco.

No les hagas cosquillas (o hazlas con cabeza)

blog 4 8

Muchas veces las cosquillas pueden resultar agradables o desagradables, incluso para muchos las cosquillas no son divertidas. Lo ideal es estimular esa zona más bien con masajes, caricias y cosquillas suaves, que les proporcionaran una serie de beneficios. Pero cuando las cosquillas se hacen de una forma intensa y persistentes, la reacción de tu bebé puede ser al principio de diversión y risa, pero llegara un momento que le resultaran incomodas, irritantes y terminará llorando.

También hay que tener en cuenta el momento más adecuado para realizar las cosquillas, ya que si lo hacemos cuando el bebé esta irritable con sueño o cansado, no obtendremos precisamente risas.