web analytics

Indignación en Cantabria por las mascarillas que ha comprado Revilla y han costado 150.000€

El pasado 4 de abril, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, anunciaba en «La Sexta Noche» que su gobierno iba a comenzar a repartir mascarillas en la región para hacer frente a la propagación del coronavirus.

En ese mismo programa se enseñaron por primera como iban a ser esas mascarillas que, desde entonces, han sido duramente criticadas en redes sociales. A pesar de que un gran número de personas agradece el gesto del gobierno cántabro, por repartir estas mascarillas de forma completamente gratuita, otras muchas han criticado como son las mascarillas y alegan que «no son homologadas».

El Gobierno de Cantabria comenzaba reparto masivo de mascarillas higiénicas desechables a toda la población. Unas mascarillas confeccionadas con doble capa de celulosa que, aunque no son como las mascarillas quirúrgicas homologadas, cuentan con una barrera protectora «óptima» para situaciones cotidianas.

Cada hogar ha comenzado a recibir un paquete de cinco unidades.  Entre las críticas más frecuentes a las mascarillas podemos encontrar algunas que denuncian que «son simples servilletas de papel con una goma».

Así lo contaba una mujer que se ha hecho viral con su vídeo en las redes sociales: «Es una servilleta doblada con unos pequeños cortes para que puedas meter las orejas». En dicho vídeo, la mujer no solo critica los materiales de la mascarilla, sino que el Gobierno de Cantabria se haya gastado 150.000 euros en ellas.

Pero eso no es todo, también critican el tamaño y lo poco eficaces que podrían ser a la hora de contener el virus. Mientras tanto, el Gobierno continúa llevando las mascarillas a cada vez más hogares.

Entre ellos, el del propio Miguel Ángel Revilla, quien ha subido una fotografía en su cuenta de Twitter para explicar que él también las está utilizando: «Hoy celebramos el cumpleaños,en confinamiento, de mi hija Lara, 21 años. Con las polémicas mascarillas que son de enorme utilidad».