«Que manía tienen los ricos de echar la culpa a los demás», la indignante acusación de Jaime Peñafiel tras empezar a tener síntomas de coronavirus

El periodista ha concedido una entrevista a Semana.

Cada vez son más los famosos que están dando positivo en las pruebas del coronavirus. Uno de los casos más llamativos fue el de Tom Hanks y su mujer, Rita Wilson, que fueron de los primeros en confirmar que estaban aislados por culpa del COVID-19. Posteriormente fue el futbolista italiano Daniele Rugani.

También lo confirmaron Idris Elba, Kristofer Hivju y Olga Kurylenko, que aprovecharon sus redes sociales para pedir a la sociedad que se pusieran en cuarentena aunque no presenten síntomas. Incluso ha llegado la noticia de que también ha dado positivo el Príncipe Carlos de Inglaterra, aunque se encuentra bien, según informó este miércoles su residencia oficial de Clarence House.

Ahora, el periodista especializado en la Casa Real, Jaime Peñafiel, ha afirmado en una entrevista en exclusiva a la revista Semana que tiene los síntomas del coronavirus. El escritor, de 87 años, sintió malestar hace cuatro días mientras se encontraba en su finca de Toledo.

Se había trasladado a ella para cumplir con el confinamiento junto a su mujer, Carmen Alonso. Pero, tal y como ha contado a Semana, fue “un error”.

“Creo que ha sido una de las personas del servicio la que nos ha contagiado. Mi esposa también lo tiene, así que nos hemos venido corriendo a mi residencia de Madrid y aquí ya estamos ella y yo solitos”, explicó el veterano periodista. Una frase para la polémica, ya que muchos han aprovechado para reprocharle el clasismo implícito en su acusación.

Peñafiel ha contado que no se ha sometido al test del Covid-19, aunque su médico le ha dicho que “todos los síntomas son de este virus”.

“Tengo fiebre, pero de momento estoy bien. Si empeoro o tengo dificultad respiratoria ya me ha dicho que habría que ingresarme”, dijo. Y es que la edad del periodista le convierte en un paciente de alto riesgo, aunque asegura que no está preocupado y que no tiene ninguna patología previa.