web analytics

La sorpresa que recibió una pareja que se tuvo que suspender su boda por el coronavirus

Su historia se ha convertido en todo un fenómeno viral.

El coronavirus ha obligado a cancelar toda actividad en el mundo. Y, por supuesto, ni las bodas se han salvado.

Son muchas las parejas que llevaban mucho tiempo esperando la fecha de su enlace. Por supuesto, con las ganas habituales que acompañan a este tipo de eventos. Sin embargo, se han visto obligadas a cancelarlas por responsabilidad.

Por poner un ejemplo, es lo que ocurrió con la boda del tuitero @AMeendeez. Él ha contado en la red social del pajarito azul la sorpresa que se llevó junto a su pareja.

Su historia se ha hecho viral en la red social, ya que son muchos los que se están sintiendo identificados con sus circunstancias.

“Como es lógico, hace más de una semana decidimos aplazarla debido a que la salud es lo primero…Desde entonces, llevamos unos cuantos días ya en casa sin salir, intentando estar tranquilos, siendo responsables y pasándolo lo mejor posible, pero ayer pues sabíamos que día era… . Tampoco hablamos mucho de ello porque lo hemos aplazado en el tiempo….”, empezó relatando.

El usuario aseguró que tenían “ganas e ilusión después de tanto tiempo esperando y preparándolo todo”. “Total, el día de nuestra NO BODA no era más que el día 7 de confinamiento”, continuó.

Lógicamente ese día, cuando en otras circunstancias se tendrían que haber dado el sí quiero, acabaron de cenar y se fueron al salón a charlar para relajarse e irse a dormir.

Pero entonces llegó la sorpresa: “De repente encuentro un invitación en hangouts… Aceptamos la llamada y ¿cuál fue nuestra sorpresa? Ver a muchos de nuestros mejores amigos en casa, con camisas, pajaritas, bien guapos listos para celebrar una BODA ON LINE”, dijo.

“En ese momento estábamos flipando”, destacó.

La llamada tuvo de todo: relata cómo un amigo hizo una pequeña ceremonia en la que se dieron el sí quiero. “Desde nuestro sofá y medio en pijama hicimos un brindis junto a ellos entre charlas y risas”, describió el protagonista de una de las historias más bonitas del fin de semana.

“Por eso, ayer, el día de la no boda, el día 7 de estar encerrado, se convirtió en un día muy especial gracias a nuestros amigos, que valen oro y a los que estamos deseando poder ver y abrazar de nuevo. Estos detalles, son los que marcan la diferencia y sin duda ayudan…”, concluyó.

Ahora, la pareja tendrá para recordar el día de la boda cuando la celebren… y el de la no boda.

¿Qué te ha parecido?