web analytics

20 internautas contaron cómo conocieron de cerca el “karma instantáneo”

El karma, esa fuerza mística que aparece inesperadamente después de realizar un acto bueno o malo. Pero, en este caso, algunos usuarios de Reddit rememoraron con mucho humor el momento en el que, por ejemplo después de molestar a alguien, se golpearon el dedo pequeño del pie… o tras lanzar una goma de mascar al césped, esta se les pegó en la suela del zapato.

Atento a esta recopilación de las anécdotas más divertidas de personas que presenciaron episodios de “karma instantáneo”.

11059860 DDD5jUFV0AE2bDM 1582963444 728 da08602c0a 1583469839

1.

Estaba comprando algunas bebidas en una tienda de Florida, Estados Unidos, cuando llegaron dos turistas. De inmediato se pusieron en la fila y empezaron a quejarse en voz alta de cuán caro era todo, cómo estaba abarrotada la playa y que hacía demasiado calor. Entonces, se pusieron groseros con el cajero y tardaron una eternidad discutiendo sobre el precio de los perritos calientes (hot dogs) que querían comprar. Cuando se fueron, salí y fui testigo de cómo una gaviota le arrebató el bocadillo a uno de los turistas, mientras su esposa comenzaba a gritar y a soltar el suyo. Sé que no es muy grave, pero fue demasiado divertido verlo. Todavía lo recuerdo, aunque hayan pasado 5 años.

2.

Las lavadoras y secadoras en mi edificio funcionan a través de Bluetooth y una aplicación que debes descargar en el teléfono. Me di cuenta de que, si ponía mi celular en modo avión mientras presionaba simultáneamente el botón de inicio en la máquina, la lavadora comenzaba a funcionar, pero no me cobraba nada. Estaba muy orgulloso de eso, e hice lo mismo en la secadora y funcionó. Pero cuando fui a sacar mi ropa de la secadora, una hora después, estaba toda cubierta de chocolate derretido. Olvidé que había sacado algunos chocolates Hershey’s del escritorio de un compañero de trabajo y que los había guardado en el bolsillo de la chamarra que había lavado y secado. ¿Doble karma?

3.

Gasté mis últimos dólares en una rosquilla en lugar de dárselos como propina a la persona que llenó con gasolina el tanque del auto. El karma fue que esta se me cayó en cuanto salí de la gasolinera.

4.

Cuando era niño, fui a montar a caballo en un centro de vacaciones y había unos padres que insistían en que su hijo montara el más grande, ya que, aparentemente, la familia había “poseído caballos durante años y su hijo era el mejor jinete”. Bueno, el papá de la familia comenzó a caminar justo detrás de un caballo con una nueva cámara de video, hasta que uno de los animales pateó la bolsa donde guardaban el aparato y lo rompió por completo.

5.

Cuando era más joven fui a Ciudad de México. Un día le di unos pesos a una mujer que no tenía hogar. De inmediato, un hombre con traje salió caminando de un edificio y me dio una caja de bombones. No tengo idea de por qué lo hizo, pero fue un gran refuerzo positivo.

11059910 ScreenShot2020 03 01at093034 1583065870 728 ac4d4a6dbc 1583469839

6.

Trabajo en una sala de cine, y una tarde estaba vendiendo boletos en la taquilla cuando apareció una señora mayor y me hizo una pregunta sobre nuestra aplicación. Sin embargo, no estaba seguro de la respuesta, así que le dije lo que creía. Entonces, ella me dijo groseramente: “¿no es tu trabajo saberlo? ¿Eres estúpido o algo así?”. Luego, cuando se dio la vuelta, notó que la policía del centro comercial estaba haciéndole una multa por estacionarse en un lugar para discapacitados, cuando no tenía un cartel o placa para eso. Salió corriendo mientras gritaba: “Espere, ¡deténgase! ¡Ese es mi auto!”. Tuve una gran sonrisa en mi cara por el resto del día.

7.

Un día, mi hijo mayor me llamó idiota, y, cuando se dio vuelta, chocó con un letrero. Dijo: “Bueno, ¡eso fue karma instantáneo!”.

8.

Estaba en un viaje escolar donde debíamos tomar una canoa y vi cómo el bote de unos niños se hundió. Yo también estaba en uno, y, por reírme tan fuerte, terminé bajo el agua.

9.

Trabajo en el área de hostelería, y un día llegó un chico que básicamente pasó 2 horas burlándose de mí y exigiéndome. Cuando finalmente pidió la factura, llevé la máquina de tarjetas y, ante mis ojos, se hizo realidad el sueño más increíble: su tarjeta fue rechazada. Tuve la satisfacción de pedirle que lo intentara nuevamente antes de comentarle que no tenía permitido dejarlo ir y que debía entregar su licencia de conducir a la seguridad hasta que encontrara una forma de pagar. Lo peor es que estaba en una cita.

10.

Mi compañero de trabajo tuvo que dar un paso atrás para dejar salir a un cliente, pero se tropezó con algunas cosas que estaban en el suelo. El sujeto se rio de él y luego, cuando este cruzó la calle, se resbaló sobre el asfalto mojado y cayó de cara contra el piso frente a todos.

11059960 1536077431 549310 critica loca academia policia 6 ciudad sitiada 1582989932 728 2d06703a4c 1583469839

11.

Un día, estando fuera de casa con algunos amigos, un pájaro defecó sobre mí. Uno de ellos apuntó al lugar donde tuve el accidente y comenzó reír, pero, inmediatamente, otra ave le defecó el brazo con el que estaba señalándome.

12.

Cuando era niño, escupí mi chicle en el pasto de un área bastante concurrida. Aproximadamente un minuto después, pisé la goma de mascar que había botado. Nunca más.

13.

Me reí de mi amigo por perder su autobús y luego tuve que correr para tomar el mío y lo perdí. Debí esperar 20 minutos para tomar el siguiente.

14.

Mi amigo quería golpearme durante una discusión, pero esquivé el golpe y él le pegó con la mano a la pared y gritó. Luego tuvo que ir al hospital para que le realizaran un examen de rayos X.

15.

Cuando era más joven, mi madre estaba furiosa conmigo e intentó patearme, pero instintivamente retrocedí. Ella pateó y el impulso la hizo caer sobre su trasero. Traté de no reírme, pero cuando la vi reír, supe que ya no estaba en problemas. ¿Karma instantáneo? Así que, amigos, no pateen a sus hijos.

11060010 MV5BOTM5Mzk4NjUwMF5BMl5BanBnXkFtZTcwOTI2MTY0OQ V1 1583063036 728 c7916ce8c6 1583469839

16.

En la escuela vi a alguien lanzar una pelota de fútbol directamente en la cara de una persona. En ese momento dije: “Ja, es gracioso. ¿Por qué no soy yo?”. En cuestión de segundos, una pelota me golpeó en la cara desde el otro lado.

17.

Hubo 3 o 4 veces que me burlé de mi esposa por algo e inmediatamente me di la vuelta y me golpeé el dedo del pie. Ella se ríe bastante de eso.

18.

Ayudé a un chico a sacar su auto averiado de una intersección y luego él se encontró 50 dólares en el suelo.

19.

El gato de mi amigo intentó morderme y luego de eso se cayó del sofá.

20.

Un día dije: “nunca me he roto un hueso”, pero luego no toqué madera (creencia de buena suerte), y, al día siguiente, me rompí la tibia y el peroné del lado derecho en una fractura en espiral.

Y a ti, ¿Has experimentado situaciones donde el karma instantáneo te recompensó o te dio una lección? ¡Comparte tus anécdotas con todos en los comentarios!