web analytics

40 personas que experimentaron pareidolia en los lugares más inesperados

Se llama pareidolia al fenómeno psicológico por el cual un estímulo aleatorio, habitualmente una imagen, es percibido erróneamente como una forma reconocible. En concreto, sería el motivo por el que muchas veces vemos caras u otras figuras donde no las hay.

Los científicos consideran que este tipo de proceso subconsciente de la información tiene la función de acelerar el juicio y la toma de decisiones cuando se necesita una reacción rápida. Así, sería una habilidad que ayudaría a determinar el semblante de la fauna salvaje. O simplemente ver animalitos en las nubes.

¿Un gato o un perro saltando la casa?

Todos los perros van al cielo.

El maquillaje en mi esponja parece un gato.

Este tiburón bocabajo parece una cara riendo.

Bolsa de plástico que parece un gato.

Hay un oso en el cielo.

Mostrando su desaprobación.

Piedra erosionada.

Esta bebida se alegra de verme.

Estaba cociendo pasta y apareció el monstruo de las galletas.

¿Delfín o ballena?

Estilográfica rota.

Cactus haciendo una peineta.

Con nieve queda terrorífico.

Mis huevos me miran mal.

Este picaporte sorprendido parece el de Alicia en el País de las Maravillas.

Telaraña que parece una calavera.

Cara de horror.

Planta con cara humana.

El agua que le va a caer al elefante también parece un elefante.

Me siento amenazado.

Este micrófono parece haber metido la pata.

Sombra de aspecto traicionero.

Bañera asustada.

Roca que parece un perro.

Mochila abierta.

Botellas planeando conquistar el mundo.

Ni mi taza de café se quería levantar hoy.

Hay una foca en clase.

Mi masa de pan se parece al niño de Stranger Things.

Bacon sagrado.

Qué bonsai más curioso.

Cuello feliz.

Voy a abrazar a esta casa.

Zanahoria increíble.

¡Cómo te atreves!

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros?